Esta tarde se reunieron el candidato a presidente Alberto Fernández y el ex presidente Uruguayo Pepe Mujica en el Colegio Nacional Buenos Aires

Este viernes estuvieron presentes el candidato por el Frente de Todos Alberto Fernández y el ex presidente de Uruguay Pepe Mujica en una charla en el Colegio Nacional Buenos Aires. Alberto llegó al recinto del Colegio ubicado en la calle Bolívar 263, luego de haber asistido a una charla con la candidata a vicepresidenta Cristina Fernández recién llegada de Cuba.

El aula magna estaba repleta de estudiantes que cantaban al unísono “Alberto presidente”, llegaron al lugar Alberto y Pepe. En este lugar el candidato expresó que ese era el lugar indicado para pensar a la educación. Y declaró “tenemos un Presidente que piensa que algunos tienen la suerte de estudiar en la educación privada y otros la desgracia de haber caído en la educación pública”.

El candidato a presidente se mostró muy movilizado por el hecho de estar en el Colegio junto a Pepe, y recordó que su papá había asistido a clases allí.

A su vez remarcó que a pesar de que el país tenga un futuro difícil “tenemos la certeza de que podemos cambiar las cosas. Muchas veces nos caímos y nos levantamos” y agregó “no es que chocamos con la misma piedra. Es que cada tanto los mismos tipos que toman el poder y hacen de la Argentina lo que hacen”. Lo cual se traduce en los “resultados que son siempre los mismos (…) pobreza, hambre.”

Por otro lado afirmó la importancia que tiene la educación pública y dijo en cuanto a Macri “la universidad pública dio cinco premios Nobel, Presidente. Fue lo que nos hizo diferentes”. También afirmó que “la educación no es nunca un gasto, es una inversión”. Por otro lado prometió la creación de un ministerio de la Mujer y “de respeto a la diversidad, y lo vamos a hacer, para entrar al siglo XXI y terminar con las desigualdades a las que son sometidas las mujeres, como la violencia de género”.

Finalmente también dijo “lo mejor que tiene Pepe es que nunca claudicó en sus ideas y es un modelo de lo que debe ser un político”. “Y vale la pena que lo escuchen” remarcó. Además agregó que el quiere trabajar para los jóvenes, “para los chicos, las chicas, les chiques”. Y pidió “el día que me vean que estoy traicionando lo que les estoy diciendo, salgan a la calle y díganme “Alberto no te equivoques”

“No se dejen robar la libertad”

Posteriormente llegó el emotivo discurso de Pepe Mujica haciendo mención a que la mayoría podrían ser sus nietos. A su vez remarcó que es normal que en la edad de los jóvenes presentes “tengan sueños de un mundo mejor”. “El desafío será como mantener ese fuego sagrado cuando la piel se te arruga(…) cuando la vida te llena de responsabilidades y desafíos” afirmó.

“La historia humana es un cementerio de utopía, pero gracias a eso vamos andando. Porque siempre tenemos más capacidad de soñar que de concretar” expresó el ex presidente. Y luego se preguntó “¿Qué sería vivir sin sueños? ¿Que sería ser como un ladrillo? Y no tener sentires y emociones”.

“Pero la vida se va y se va más rápido de lo que parece”, agregó “si te tocó nacer, la pregunta es qué haces de tu vida. Si tu vida va a ser un sujeto que confunde ser con tener y si el mercado te termina organizando el corazón”. Con un silencio de pura admiración que se rompió en aplausos al declarar “ustedes son argentinos. Pero también latinoamericanos y hermanos de los pueblos pobres de América”.

En cuanto a la militancia Pepe afirmó “la vida militante no es un premio, es una aventura. Pero es tener causas para vivir y no vivir por el mero hecho de haber nacido”. En el mismo tono añadió “ser militante es dedicar parte de nuestra vida a los demás con la utopía de hacer un mundo mejor que aquel en que nos tocó nacer”.

Posteriormente habló derecho a la felicidad de los jóvenes presentes “Estamos inmersos dentro de esa cultura, que necesita hacernos funcionales, compradores compulsivos. Y tendemos a confundir felicidad con comprar cosas nuevas y a veces abandonamos las cosas mas sagradas que son las mismas”. En ese sentido declaró “o aprendes a ser feliz con las cosas elementales de la vida o no serás nunca feliz”

Finalmente expresó “No se dejen robar la libertad, porque eres libre, solo cuando gastas tiempo de tu vida en aquellas cosas que te motivan sin joder a otro”. “La felicidad es también la solidaridad” agregó. Y pidió “gasten su existencia a favor de la causa humana, no se olviden de los miles que no pueden venir a la universidad”

El discurso emotivo de Pepe cerró con una ovación de pie interminable por parte de los presentes. La emoción de los estudiantes no se podía disimular. Para cerrar agradecieron a ambos invitados y cantaron el famoso “ole ole ole, pepe”