BlueCruise es el nombre que Ford le puso a su nivel 2 de conducción autónoma. La marca le quiere presentar batalla a Tesla con esta herramienta que estará disponible para este año.

El nuevo sistema de conducción autónoma que presentó Ford hace pocos días lleva el nombre de BlueCruise. La marca le quiere presentar batalla a Tesla, la marca referente en esta herramienta, y por tal motivo lo puso a prueba en 10 modelos para realizar un viaje de 62 días por Estados Unidos. Durante este trayecto se recorrieron 117.000 kilómetros y se cruzaron 37 estados del país norteamericano. Estará disponible para este 2021 en la F150 y el Mustang Mach E.

Tras más de 800.000 km de pruebas de desarrollo, Ford se embarcó en lo que denomina «la madre de todos los viajes». Un periplo de más de 100.000 km por EEUU y Canadá para probar su BlueCruise en todo tipo de climas. Se trata de una tecnología denominada «manos libres» que Ford identifica con  un nivel 2 SAE y que se basa en el control de crucero adaptativo inteligente con ‘Stop-and-Go’ de la marca.

La función permite que un conductor ‘sea conducido’ sin necesidad de usar las manos en las carreteras llamadas Zonas Azules de Manos Libres.

Algo que no termina de encajar con los requisitos SAE de nivel 2, que específica que sin manos en el volante (o supervisar de forma constante el pedal de freno o el acelerador), el sistema de conducción semiautónoma se desactiva al entender que el conductor está desatendiendo la conducción. Es algo que Ford tendrá que aclarar una vez se desvelen las especificaciones del sistema, puesto que quitar las manos de la ecuación supone saltar al nivel 3 de autonomía.

Así es el nuevo nivel de conducción autónoma que presentó Ford

Además del modo manos libres completo, los vehículos equipados con este sistema también contarán con el modo de centrado de carril. Una indicación visual en el grupo de instrumentos notifica a los conductores cuándo necesitan devolver su atención a la carretera o recuperar el control del vehículo.

Según explica Ford, hay más de 177.000 km de carreteras en América del Norte con estas Zonas Azules de Manos Libres, y registradas en su sistema de mapeo GPS.

La comparación con el Autopilot de Tesla es tan inevitable que hasta Ford lo mencionó, dejando claro que el suyo es ‘mejor’ porque no obliga a que el conductor mantenga el contacto de las manos en el volante:

Así es el nuevo nivel de conducción autónoma que presentó Ford

«BlueCruise es una tecnología de asistencia al conductor SAE Nivel 2, similar al Autopilot de Tesla pero con la ventaja de ofrecer una verdadera experiencia de conducción manos libres que no requiere que las manos del conductor permanezcan en contacto con el volante, a menos que lo indiquen las alertas del vehículo», aseguró la firma.

¿Cómo garantiza Ford que el conductor no se va a echar una siesta al volante? Según explica, el BlueCruise incorpora una cámara orientada al conductor en el grupo de instrumentos que monitorea la mirada y la posición de la cabeza. Incluso con gafas de sol. Aunque no se explicó, es de suponer que en el momento en el que el sistema detecta que el conductor mira durante demasiado tiempo fuera de la carretera, devuelve el control del vehículo al conductor, desactivándose.

Así es el nuevo nivel de conducción autónoma que presentó Ford

Además, el grupo de instrumentos cambia para comunicar que la función está en modo de manos libres a través de texto y señales de iluminación azul, «efectivas incluso para daltónicos», aseguran. Su despliegue se producirá, previsiblemente, a finales de año en Estados Unidos. Los afortunados en estrenarlo serán los propietarios del Ford F-150 2021 y Mustang Mach-E 2021 equipados con el Ford Co-Pilot360 Active 2.0, que recibirán una actualización de software ‘over the air’ o inalámbrica.

En cuanto a previsión de ventas, la firma es optimista y tiene como objetivo vender más de 100.000 vehículos equipados con BlueCruise solo en el primer año de comercialización.