El Czinger 21C es un vehículo deportivo híbrido concebido con impresora 3D. Como parte de la sorpresa, acaba de romper el récord que tenía el McLaren Senna en Laguna Seca.

A principios del 2020, en el Salón de Ginebra, un superdeportivo llamó muchísimo la atención. Más allá de sus prestaciones, lo más llamativo era su construcción con impresora 3D. Ahora, este vehículo híbrido es toda una realidad y demostró de lo que es capaz de hacer batiendo el récord que ostentaba el McLaren Senna en el circuito de Laguna Seca.

Con un registro de 1:25,446, el Czinger 21C pulverizó el récord que hasta ahora estaba vigente en el Weathertech Raceway Laguna Seca. El mítico circuito californiano fue el escenario donde el 21C demostró que no es sólo un buen auto sobre el papel, sino que es extremadamente rápido.

El pequeño ejército de Czinger fue con su 21C definitivo hasta el técnico circuito americano para poner a prueba sus capacidades. Joel Miller fue el piloto encargado de conseguir una gesta que no es ni mucho menos menor.

Czinger 21C: el superdeportivo fabricado en impresora 3D que ya rompe récords

Para ponerlo en perspectiva basta con comparar los tiempos con el récord vigente para autos de producción. Con 1:25,446 el Czinger 21C fue cerca de dos segundos más rápido que otra bestia como el Senna y su 1:27,62. Pero no fue una marca puntual, sino que el 21C fue más rápido que el McLaren hasta en tres ocasiones.

El secreto del Czinger 21C es confiar casi la totalidad de su construcción a la impresión digital. Cada elemento se diseña de manera optimizada para minimizar el material sin comprometer la rigidez estructural, consiguiendo una cifra final sobre la báscula de sólo 1.240 kg.

Czinger 21C: el superdeportivo fabricado en impresora 3D que ya rompe récords

Como coche de producción, el récord fue marcado con un calzado homologado para circular por carretera: Michelin Pilot Sport Cup 2R. Lo que no es muy convencional es su configuración mecánica. Otro de los secretos del Czinger 21C es un esquema híbrido que combina un poco convencional propulsor de 2.88 litros en arquitectura V8 soplado por dos turbos que envía su fuerza a las ruedas traseras y al que acompañan dos motores eléctricos colocados en el eje delantero.

Sus cifras abruman porque anuncia una potencia máxima de 1.267 CV y 847 Nm de par motor para una relación peso/potencia de solo 0,97 kg/CV. La carga aerodinámica también es brutal con 615 kg a 161 km/h y 2.500 kg a 322 km/h.

Las hostilidades siguen con un 1,9 para el 0-100 km/h, 8,5 segundos más para alcanzar 300 km/h y 21,3 segundos para superar la barrera de 400 km/h. El registro para el 0-400-0 km/h es de 27,1 segundos, ojo, casi 10 segundos más rápido que el récord mundial registrado por el Koenigsegg Agera RS en 2017.

Ahora, tras realizar todas las validaciones necesarias y comprobar que es realmente rápido, el Czinger 21C se prepara para entrar en línea de producción. Pero los responsables de la marca aseguran que aún tienen margen de mejora, así que cuidado superdeportivos.