Rolls Royce decidió lanzar una versión especial del Phantom con un lienzo de arte contemporáneo en el tablero. Esta hecho con 3000 plumas.

Siempre Rolls Royce tiene una carta más debajo de la manga para demostrar por qué es una de las firmas más prestigiosas del mundo en materia automotriz. La última novedad la dio con el lanzamiento del Phantom Iridescent Opulence, una propuesta exclusiva para Abu Dhabi, uno de sus mercados más importante. Este vehículo tiene en su interior un lienzo de arte contemporáneo fabricado con 3000 plumas.

«Espectaculares encargos a medida y coches de colección reafirman el estatus de Rolls-Royce como el principal fabricante mundial de productos de lujo y con Abu Dhabi como uno de los mercados más fuertes para los modelos Bespoke Rolls-Royce en la región, estamos muy emocionados de estar revelando esta obra maestra en Abu Dhabi Motors», señaló Tarek Moataz, Brand Manager de esta zona del mundo.

En Rolls señalan que los clientes de la marca son cada vez más coleccionistas de arte contemporáneo, por eso la fabricación de esta propuesta. Crear un coche donde exhibir, admirar y reflexionar. En palabras de la propia marca se trata de una «expresión de la excelencia en el arte, el diseño y la ingeniería».

Este Phantom incluye espacio llamado The Gallery, que se basa en una superficie de vidrio que se extiende a través de la parte frontal del tablero y proporciona una oportunidad sin precedentes para presentar obras de arte dentro de un coche.

El impresionante interior de Rolls Royce con un lienzo de arte contemporáneo

Ensamblado en una sala específica de Rolls-Royce en la sede central de Goodwood, Inglaterra, en un entorno estéril en la que se crean las opciones más delicadas y exclusivas, desde una simple aplicación de madera o metal, hasta materiales más sofisticados y complejos que normalmente no son viables en un contexto automotriz.

El Phantom Iridescent Opulence incluye diseños de la empresa suiza Nature Squared, un especialista en materiales que crea acabados asombrosamente hermosos utilizando la última tecnología para transformar materiales naturales sostenibles.

El impresionante interior de Rolls Royce con un lienzo de arte contemporáneo

Para el acabado de la carrocería se optó por una terminación bitono que combina azul turquesa y gris plata. Ambas tonalidades se delimitan mediante una línea pintada a mano que recorre todo el lateral y con detalles de plumas, que también se encuentran en el frontal del salpicadero.

Son más de 3.000 plumas procedentes de un ave específico que están integradas en la superficie frontal del salpicadero como si de un cuadro de arte contemporáneo se tratase. También se incluye un reloj analógico, seña de identidad de cualquier Rolls que se precie de serlo. Otros detalles exclusivos son la tapicería de los asientos con cuero cosido a mano y una iluminación interior led de última generación.