El Porsche Taycan se metió dentro de los récords más importantes de la historia al recorrer más de 40 kilómetros de costado.

Para entrar dentro del libro de los Récord Guinness hay que destacarse muchísimo ya que a lo largo de todo el mundo se hicieron diversas pruebas para poder ser parte. El último en lograr ingresar fue el Porsche Taycan, el cual recorrió 42 kilómetros haciendo drift, o sea un total de 55 minutos viajando totalmente de costado.

De la mano del jefe de instructores en el Porsche Experience Centre de Hockenheim, Dennis Retera, el Taycan entró en el Libro Guinness de los Récords tras conseguir el derrape más largo con un vehículo eléctrico. Para conseguir esta hazaña el piloto holandés tuvo que completar nada menos que 210 vueltas en el círculo de 200 metros preparado para hacer drifting, con la condición de que las ruedas delanteras nunca estuvieran giradas en el sentido de la curva. Finalmente, tras 55 minutos de derrapadas y un total de 42,171 kilómetros recorridos, este sedán hizo historia.

El Porsche Taycan realizó un drift de 42 kilómetros en 55 minutos y se metió en los Récord Guinness

El protagonista que acompañó a Retera en esta aventura era la versión de tracción trasera del Taycan, que ya está a la venta en China. Hablamos de un modelo que ofrece una potencia de hasta 476 CV y un par máximo de 357 Nm, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos con la función Launch Control. La velocidad máxima es de 230 km/h y la energía eléctrica procede de unas baterías de 79,2 o 93,4 kWh, que ofrecen una autonomía de hasta 489 kilómetros según el protocolo NEDC.

Cuando se desconecta el programa de control de estabilidad, hacer deslizar al Porsche eléctrico es muy fácil, especialmente con esta variante que pasa toda la potencia al eje posterior. Siempre hay suficiente potencia disponible. El bajo centro de gravedad y la gran distancia entre ejes garantizan la estabilidad. La precisión del chasis y la dirección permiten mantener un control perfecto todo el tiempo, incluso cuando se va ‘de lado«, explicó Retera.

El Porsche Taycan realizó un drift de 42 kilómetros en 55 minutos y se metió en los Récord Guinness

Y agregó: “Aun así, fue bastante complicado mantener alta la concentración durante 210 vueltas, más si tenemos en cuenta que el asfalto mojado del circuito de drifting no tiene el mismo agarre en todas partes. Me concentré en controlar el derrapaje con la dirección, que es más eficaz que utilizar el acelerador y reduce el riesgo de hacer un trompo”.

El Porsche Taycan realizó un drift de 42 kilómetros en 55 minutos y se metió en los Récord Guinness

La encargada de supervisar el récord fue Joanne Brent, jurado del Libro Guinness de los Récords, quien se sirvió de una amplia gama de ayudas técnicas así como de otros expertos independientes. Antes de la prueba, un topógrafo local midió la zona de 80 metros de diámetro del Porsche Experience Centre, mientras que para documentar la marca, el equipo de Brent empleó también sus propios GPS y sensores de velocidad de guiñada (instalados en el vehículo), así como una cámara situada en el techo de la torre de control del circuito, con la que se filmó la experiencia. Todo ello con un Nissan GT-R como testigo.

El Porsche Taycan realizó un drift de 42 kilómetros en 55 minutos y se metió en los Récord Guinness

Otra de las expertas independientes desplazadas hasta el lugar fue Denise Ritzmann, campeona de drifting en Europa en 2018 y 2019. Ella fue la encargada de dar fe de que el Taycan permanecía derrapando durante el tiempo que duraba el intento de récord: “A simple vista se puede observar cómo las ruedas delanteras están apuntando en una dirección diferente a la de la curva. Mientras se dé esta situación, el coche está derrapando”, explicó Ritzmann, quien también se encargó de contabilizar las vueltas completadas junto con Brent.