Con spray insonorizantes y lavados por inmersión, Seat le ofrece a sus vehículos algo así como un Spa para que su belleza sea realmente óptima. Son 1100 trabajadores y 32 robots los que se encargan de esto.

Hay gente que le habla a los autos. Para muchos tienen vida propia. Es por eso que no es descabellado que los vehículos se sometan a procesos para que su apariencia sea vea aún mejor. A eso le apunta Seat en su taller de pintura en Martorrel (Barcelona). Allí la marca ofrece un “spa para coches. ¿Qué significa esto? Un meticuloso método de acabado que va desde los tratamientos anticorrosivos hasta la aplicación de la pintura para la carrocería, lo cual queda en manos de 84 robots que se encargan de pulverizar el color. En todo este sistema ponen manos a la obra en total 1100 trabajadores y 200 robots. Su duración es de seis horas.

Entre los trabajos que se realizan está el sistema de inmersión, que es un “ritual embellecedor” en un espacio de 51.500 metros cuadrados en el que 314 personas y 32 máquinas se encargan del “circuito termal” de coche. Durante el proceso se le realizaron nueve lavados por inmersión, alternados con cinco por aspersión. Además, aquí se le aplica las masillas.

Javier Pérez, el responsable de pinturas de Seat, indicó: «Así conseguimos proteger la carrocería de la corrosión y eliminar el riesgo de filtración de agua e incluso de ruidos, a base de sprays insonorizantes.

El secado y fijación es otro de los pasos a seguir. Acá se entra en la parte de hornos donde la pintura se expone a seis procesos de secado. En cada una de ellos el auto se expone a distintas temperaturas, las cuales oscilan entre los 45 y los 180 grados durante aproximadamente media hora.

El Spa para coches que le ofrece Seat a sus vehículos

Después será el turno de que pase al taller 5, con una superficie de 119.500 metros cuadrados. En ese lugar se lleva a cabo el ritual del color con 587 trabajadores y 175 robots al mando. Lo primero que se hace es elegir el tono en una paleta con diversas opciones. «Los colores son cada vez más sofisticados y la personalización se impone como una clara tendencia”, comentó Jordi Font, quien está en el departamento de Color&Trim del Grupo VW. El Arona por ejemplo tiene 68 combinaciones posibles.

El Spa para coches que le ofrece Seat a sus vehículos

En los spas se utiliza el poder de los chorros de agua a presión como una terapia, en el taller de Seat pasa algo similar pero con pintura. Se usan 2 kilos y medio de esmalte por cada vehículo. Este proceso se hace en cabinas preparadas para que no entre ni siquiera una molécula de polvo y que tienen una temperatura entre 21 y 25 grados. En ellas hay 84 robots que tienen como misión pulverizar el color. En total se aplican siete capas, que según Seat son finas como un pelo pero tan resistentes como una roca.