Pensado en lo que será los cambios de movilidad post coronavirus, Kia se puso en marcha para fabricar un auto urbano. La marca surcoreana quiere satisfacer las necesidades de sus clientes después de la pandemia.

Claramente el coronavirus cambiará drásticamente varias costumbres que estaban instaladas en las distintas poblaciones. Uno de ellos será la elección a la hora de movilizarse. Para muchas automotrices la gente dejará de optar tanto por el transporte público y se volcarán por el vehículo privado para trasladarse. Con el objetivo de satisfacer las necesidades de sus clientes, Kia comenzó con la fabricación de un auto completamente urbano y que tendría un precio accesible.

Desde la marca surcoreana, más precisamente Emilio Herrera, Director General de Operaciones de Kia Motors en Europa, aseguraron: «Ya estamos estudiando una propuesta para tener vehículos muy pequeños para uso urbano, vemos un potencial real. Los vehículos a los que apuntamos son 100% eléctricos con un rango de uso reducido, pero que se usan solo en un entorno urbano». Vale destacar que en el viejo continente ya hay un vehículo parecido: el Citröen Ami. Este producto francés tiene dimensiones reducidas, una autonomía inferior a los 100 kilómetros y 45 km/h.

Como pasa con el Ami, este nuevo producto que tiene en mente Kia estaría disponible también por suscripción: «Es algo que estamos investigando en este momento porque creemos que podría ser una alternativa al transporte público, siempre que podamos entregarlo a un costo muy similar al de este», explicó Herrera.

Se estima que este vehículo utilizaría la misma plataforma en la que está trabajando Hyundai en colaboración con la “startup” californiana EV Canoo. Sin embargo, el directivo de Kia aseguró que eso no está confirmado y que le gustaría contar con una arquitectura propia para no depender de nadie. «Eventualmente podríamos compartir la plataforma con Hyundai, pero la idea es tener una propia desarrollada por Kia que podamos prestar a Hyundai”.

Algo que hay que destacar es que Herrera piensa en este producto para todo el mundo.  “La idea con este proyecto es que sea global, no solo para Europa. Tendrá las sinergias de escala para garantizar que este vehículo esté disponible a un precio muy barato para los consumidores», destacó Herrera.

Esta es toda la información que se conoce de este auto urbano que está desarrollando Kia, el cual se estima que podría llegar al mercado en el 2022. Próximamente habrá nuevas novedades seguramente. Quizás sea la alternativa más viable de lo que sería un nuevo segmento después del sacudón que implicó el Covid-19.