Desde Tesla aseguraron que para fin de año llegará el sistema Full Self-Driving, la opción para que sus autos sean 100% autónomos. Está funcionalidad no será nada barato para los que lo deseen.

Tesla rompió hace un tiempo el mercado automotriz con la conducción autónoma Autopilo. Sin embargo, la verdadera muestra de esta posibilidad de la marca norteamericana está por llegar con el sistema Full Self-Driving, la opción para que la conducción sea completamente sin la necesidad de un conductor. Los responsables de la empresa californiana dieron detalles de  cómo será esta alternativa, la cual estará disponible a partir de fines de 2020 y se obtendrá mediante una suscripción.

Adquirir hoy el Full Self-Driving cuesta 7000 dólares. Fríamente para un precio bastante elevado aunque Musk aseguró que podría ser una inversión a futuro, ya que a medida que el sistema vaya mejorando su valor aumentará. Por tal motivo, Tesla ofrece la posibilidad de contratarlo mediante una suscripción, pero los directivos sostienen que la mejor opción es comprarlo directamente.

Musk explicó: «Debo decir que aún tendrá sentido comprar el FSD como una opción, ya que, en nuestra opinión, comprarlo directamente es una inversión de futuro. Y estamos seguros de que es una inversión que dará sus frutos al consumidor, en su propio beneficio». Y agregó: «En mi opinión, comprar la opción FSD es algo que la gente no lamentará haber hecho».

Varios de los propietarios de algún Tesla que no quiere aumentar considerablemente el precio de su flamante vehículo y quiere repartirlo en varios años o lo estén disfrutando mediante un renting serán clientes que seguramente se suscriban a este sistema. Desde la marca lo saben.

«Entendemos que algunos clientes que tienen en propiedad o han arrendado sus vehículos no compraron esa opción por adelantado. Y esto permitirá a esos clientes distribuir el costo de propiedad de FSD o suscripción a lo largo del tiempo», aseguró Musk.

Al parecer esta cuota al mes de la cual se habla sería repartiendo los 7000 dólares que cuesta el sistema y dividirlo, en una especia de préstamo, durante 72 meses. Esta información está basada en lo que opina Electreck. El resultado serían unos 97 dólares aproximadamente. La duda que se genera es si vale la pena pagar por este servicio en sus primeros meses de funcionamiento porque, como en casi todo lo que hace Tesla, necesita un período para optimizarse.