Desde hace tiempo que Lewis Hamilton se transformó en un impulsor, dentro del deporte, en el cuidado del medio ambiente. Por tal motivo tomó una determinante decisión con respecto a los deportivos que adquirió y tiene en el garaje.

El 2020 es un año donde se lo está viendo como nunca a Lewis Hamilton luchando sobre otros temas que no tienen que ver tanto con lo deportivo y sí con lo social. Uno de ellos es contra el racismo, como se apreció en todas las competencias desde la reanudación del campeonato de la F1 y la otra es el impacto medioambiental. Justamente sobre esto último, el británico tomó una decisión con respecto a los autos que fue adquiriendo y tiene en su garaje.

La particular decisión que tomó Hamilton con respecto a los deportivos que tiene en su garaje

Esta determinación se debe a que a Hamilton se le hace muy difícil ser un ferviente defensor del planeta siendo un piloto de competición, donde constantemente está rodeado de elementos que contaminan el ambiente. Sin embargo, entiende que tomando esta decisión está sumando una cuota para la lucha. La misma se trata de tener guardados y sin usar a la exclusiva colección de superdeportivos a combustión que tiene en su garaje.

La particular decisión que tomó Hamilton con respecto a los deportivos que tiene en su garaje

«Ya no conduzco ninguno de los coches que tengo» aseguró Hamilton en una entrevista a Reuters. «Solo conduzco mi Mercedes EQC» refiriéndose al SUV eléctrico de Mercedes. La colección de Hamilton incluye modelos tan codiciados como un Shelby Cobra 427 de 1966, un Mercedes-AMG G63, un par de LaFerrari, o un Pagani Zonda de edición especial, entre otros. Lo que sí no aseguró es si se deshará de ellos o los mantendrá como colección.

La particular decisión que tomó Hamilton con respecto a los deportivos que tiene en su garaje

Esta medida se une a otras que ya viene realizando en los últimos años como hacerse vegano, vender su jet privado y comenzar a viajar en vuelos comerciales, mientras que por tierra solicitó a su equipo que, siempre que fuera posible, viajara en vehículos eléctricos. La última fue promover la nueva competición de eléctricos off-road Extreme E con su propio equipo, el X44.