El Gobierno Nacional estableció una nueva “cuarentena administrada” donde se le permite retomar a las actividades a los registros automotores. En tanto, los concesionarios no lo podrán hacer y criticaron la decisión.

La cuarentena sigue rigiendo en el país pero el Gobierno Nacional sacó un decreto donde se flexibilizó algunos sectores. Uno de los que podrá retomar a las actividades a partir del miércoles 22 de abril serán los registros automotores. Sin embargo, los concesionarios no fueron habilitados y criticaron la decisión.

En cuanto al registro automotor, el decreto 82/2020 que se publicó en el Boletín Oficial dictamina que todas la provincias retornaran a las labores salvo en Santiago del Estero y Tucumán. Además, durante la emergencia sanitaria el horario de atención de los registros se extenderá dos horas. Las personas interesadas sólo podrán sacar turno a través de la plataforma online. 

A su vez, los trabajadores deberán respetar un protocolo de higiene y seguridad. En el texto del documento se indica: “Los protocolos sanitarios que cada jurisdicción establezca, en cumplimiento de las recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad de las autoridades nacionales. En todos los casos se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo Coronavirus”.

Además, aseguró que aquellas oficinas que no cumplan con los requisitos de higiene «los Registros Seccionales estarán facultados para suspender la atención al público».

Sin embargo, los que no están conformes con este nuevo decreto, que exceptuó a once nuevas actividad, son las concesionarias de cero kilómetros. Las mismas criticaron la medida dictaminada por Alberto Fernández. La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina lanzó un comunicado en el que afirma que está decisión “genera más dudas que certezas”.

«Necesitamos que más sectores se incorporen a las actividades sin restricciones porque así como están las cosas no hay certificaciones de firmas, los contadores y escribanos aún no están exceptuados, no hay VTV ni verificación policial, no hay grabado de partes, etc”, agrega el documento publicado por ACARA. E insistieron asegurando: «El mercado va a ser sensiblemente menor a las expectativas que se generaron por la apertura de los registros».

Para el ACARA los puntos a revisar son los salones de venta cerrados, las distintas logísticas no están permitidas y tanto el personal administrativo como los clientes no están habilitados para circular. Vale destacar, que hace algunos días atrás este sector le pidió al Gobierno que se responsabilice de pagar los sueldos del sector privado por tres meses.