A lo largo de su vida Diego Maradona tuvo todo tipo de vehículos. Desde  un Fiat 128, su primer auto, hasta un Rolls-Royce Ghost, pasando por un Scania y distintas Ferrari

La vida de Diego Maradona tuvo completamente de todo. Su idolatría llegó a puntos inimaginables y su posibilidad económica hizo que pudiera también tener varios autos en su poder a lo largo de sus 60 años. A pocas horas de su fallecimiento haremos un repaso de los vehículos más importantes que tuvo el 10, pasando de un Fiat 128, su primer auto, pasando por Ferraris y terminado con un BMW con sirenas.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

Al ser una persona humilde, nacida y criada en Fiorito, no le fue fácil alcanzar su primer vehículo. El primero lo adquirió en 1982 y fue un Fiat 128 CLS. Lo compró cuando se estaba haciendo su pase de Boca a Barcelona. En 1984 se desprendió del mismo y recién se supo algo de él en el 2009 cuando apareció abandonado en un gallinero en Salto. Hoy se encuentra en poder de Nicolás Varrone, un piloto de automovilismo argentino que está haciendo su incursión en Europa.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

En 1987 se dio un lujo al poder tener en sus manos una Ferrari Testarossa, una verdadera máquina con un motor V12 impresionante. La historia cuenta que el 10 la pidió en color negro, algo poco habitual para la marca italiana. Finalmente, la consiguió y fue la segunda unidad con esa tonalidad luego de una que se le dio a Sylvester Stalone. A su vez, la misma fue abonada en su totalidad por el presidente, de aquel entonces del Nápoli, Corrado Ferlaino.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

Sin embargo, la Testarossa no fue la única Ferrari que tuvo en su vida Maradona. Tuvo dos más, las cuales las adquirió en 1995 cuando había regresado a Boca. Se trataron de dos unidades de la F355 Spider. Un deportivo con un motor central V8 de 3.5 litros y que daba una potencia de 380 caballos de fuerza. Esta vez, sí fueron de color rojo. Tan llamativas eran que una vez llegó tarde a un entrenamiento y Héctor Veira, el DT, en vez de retarlo le destacó la belleza de la misma.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

En 1997, un poco ofuscado con la prensa, buscó distintas alternativas para trasladarse y poder evitarla. Primero fue un Porsche, luego un Mitsubishi Montero, pero lo mejor iba a llegar en octubre. Maradona apareció en un entrenamiento de Boca con un Scania 360 azul. Al llegar, el 10 indicó: «Vieron que linda maquinita. Ahora va a ser difícil hacerme notas, ningún periodista se va a poder colgar».  

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

También pasó por un vehículo militar llamado Overcomer Hunta,  el cual se lo regalaron cuando se convirtió en vicepresidente de un club de Bielorrusia (Dynamo Brest). Era un vehículo anfibio en fibra de vidrio el cual es fabricado por Sohra Group y está diseñado para transitar por cualquier terreno, incluyendo nieve, lodo y andar por el agua.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

En  otras ocasiones se lo vio con Ford Taunus GT, BMW 850 Couopé, Honda CR-V y un Mini Cooper S Hot Pepper, pero quizás lo más exclusivo lo manejó en su estadía en Dubai, mucho más acá en el tiempo. En 2007 adquirió un BMW i8 híbrido. La carrocería aerodinámica y el monocasco de fibra de carbono estaban impulsados por un pequeño motor de 1.5 litros y tres cilindros que trabajaba en conjunto con otro eléctrico. Las prestaciones de este conjunto son sorprendentes, ya que el I8 puede acelerar de 0 a 100 km/ en apenas 4.4 segundos y lograr una velocidad máxima de 250.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

En Oriente Medio también tuvo un impresionante Rolls-Royce Ghost, uno de los autos más lujos de la industria automotriz. A su vez, debajo del capót, el auto esconde el motor de un verdadero superdeportivo, ya que se trata de un V12 de 6.6 litros capaz de desarrollar 570 CV de potencia combinado con una caja automática de 8 marchas, con los que alcanza los 250 km/h autolimitado. Pese a su gran peso, el auto pude acelerar de 0 a 100 en apenas 4,9 segundos.

Maradona y una vida plagada de todo tipo de autos

Y finalmente el último fue justamente este mismo año, en junio. Era otro BMW, modelo M4, pero la gran particularidad del mismo era que tenía sirena y luces de un patrullero. Con ese auto se dirigió al campo de entrenamiento de Gimnasia de La Plata, donde era el DT. Este vehículo tiene un un motor seis cilindros 3.0 turbo (con 431 cv y 550 Nm). Acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h.