El CEO de Mercedes Benz, Ola Källenius, aseguró que el próximo auto eléctrico de la marca, el EQS, tendrá 700 kilómetros de autonomía. Así superará al Tesla Model S que es el que más posee en la actualidad.

La industria automotriz cada vez trabaja más fuerte en vehículos eléctricos que tengan buenas prestaciones, más allá de la ayuda que le brinda al medio ambiente. En la disputa entre las distintas terminales está la premisa de brindarles a los clientes una alternativa que tenga la mayor cantidad de kilómetros de autonomía. Con ese objetivo, desde Mercedes Benz anunciaron que el próximo coche con estas características brindará 700 kilómetros antes de otra recarga. Un mensaje directo a Tesla, quien se destaca en esa área.

«Más de 700 km de autonomía entre cargas según ciclo WLTP«, aseguró Ola Källeniu, Ceo de la marca alemana, que tendrá el EQS, el cual ya se vio oficialmente en sociedad cómo será visualmente. Actualmente, el auto eléctrico de batería con mayor autonomía es el Tesla Model S Long Range Plus. Este vehiculo cuenta con 610 kilómetros.

A su vez, el máximo jefe de Daimler además de asegurar que la versión de producción del sedán eléctrico tendrá una autonomía de más de 700 kilómetros, indicó que se desarrollará desde cero como un EV y no a partir de un modelo de combustión. Mercedes también tiene como objetivo equipar el eléctrico coupé con una batería que no supere los 100 kWh de capacidad, a la vez que lo dota de un motor potente.

Si hablamos de lujo se puede decir tranquilamente que el Mercedes Benz EQS está al mismo nivel que el Clase S. También en confort. Desde la firma aseguran que es el coche eléctrico más ambicioso de la marca de la estrella. Montará baterías ensambladas en la planta de Stuttgart-Untertürkheim y se ensamblará en Sindelfingen cerca de Stuttgart, Alemania, junto con el nuevo Clase S.

Se estima que el EQS será lanzado durante el 2021. A su vez, hay que destacar que Daimler se ha hecho con un trozo del fabricante de baterías con sede en Ganzhou Farasis Energy, con el objetivo de que sus futuros coches eléctricos, agrupados bajo la marca EQ, gocen de una mayor autonomía, se reduzcan los tiempos de carga y a la vez se aseguren del suministro de baterías de iones de litio.