Por cuestiones climáticas, la F1 tuvo una carrera atípica en Bélgica. Las autoridades de la competencia decidieron que los pilotos giren la cantidad de vueltas mínimas para que la final cuente como válida. Ganó Max Verstappen.

Lo ocurrido este fin de semana en el Gran Premio de Bélgica pasará sin dudas a la historia de la F1. La categoría más importante del automovilismo mundial disputó una carrera con tan sólo cuatro vueltas computadas. El clima jugó un papel protagónico y eso hizo que el resultado final sea completamente atípico. Fueron más de tres horas las que esperaron las autoridades de la categoría para poder desarrollar la competencia, la cual se dio por finalizada después que los pilotos hayan completado, con Auto de Seguridad, el mínimo de vueltas. Max Verstappen fue declarado el vencedor, segundo Geoger Russell y tercero Lewis Hamilton.

Coronavirus: 22 muertes y 28.039 contagiados en la semana en Argentina 

El inicio de la carrera estaba programado para las 10, horario argentino, pero la jornada del domingo arrancó con unas condiciones incluso peores que las de ayer: mucha lluvia y poca visibilidad para las categoría teloneras de la F1, lo cual no era un buen augurio. Ya en la vuelta de instalación hacia la parrilla tuvimos el primer llamado de atención, ya que Sergio Pérez tuvo un accidente en Les Combes y su Red Bull no estaba en condiciones de empezar la carrera

En principio, dirección de carrera dictaminó que se retrasaría la salida hasta las 10:25 horas. Fue en ese momento cuando los pilotos salieron detrás del auto de seguridad y, después de varias vueltas de ‘comprobación’, tuvieron que volver al Pit-Lane porque la pista estaba impracticable.

Desde ese punto hasta las 13:17 horas no hubo actividad en pista. A esa hora, los pilotos volvieron a salir detrás del coche de seguridad y completaron sólo tres vueltas antes de volver a sacar la bandera roja. Cabe recordar que, para entregar puntos en una carrera de Fórmula 1, se tienen que dar como mínimo más de dos vueltas. La estrategia por parte de dirección de carrera parecía clara: en caso de no poder reanudar la carrera, había que entregar al menos la mitad de los puntos de este Gran Premio tras esas tres vueltas.

A posteriori, Michael Masi, Director de la competencia, confirmó a las 13:44 horas que la carrera no sería reanudada, lo que significaba que se repartirían la mitad de los puntos para los pilotos del ‘top 10’. Una carrera que, en realidad, sólo duró tres vueltas detrás del auto de seguridad. Los aficionados en las gradas, como era de esperar, no tomaron del todo bien la noticia.

Coronavirus: 22 muertes y 28.039 contagiados en la semana en Argentina 

De esta manera, Max Verstappen consiguió su decimosexto triunfo en la F1 y, con la tercera posición de Lewis Hamilton, acorta en cinco puntos la brecha en el Mundial. Por otro lado, George Russell subió por primera vez al podio en la categoría reina del automovilismo gracias a su fantástica actuación de ayer.

Daniel Ricciardo finalizó cuarto, con Sebastian Vettel en la quinta plaza, Pierre Gasly en la sexta y Esteban Ocon, tras sacar tajada del accidente de Sergio Pérez, en la séptima. Charles Leclerc, Nicholas Latifi y Carlos Sainz completan un ‘top 10’ del que se ha quedado fuera Fernando Alonso –undécimo el asturiano–.

Con estos resultados, Hamilton sigue líder del certamen con 202, puntos. Segundo está Verstappen con 199,5 y tercero Lando Norris con 113. La próxima fecha de la temporada para la F1 será el fin de semana que viene en el Gran Premio de los Países Bajos.