Además de ser piloto y campeón de la F1, Sebastian Vettel en más de una ocasión aseguró que es un fanático de la categoría. Tal es así, que el alemán acaba de comprar el Williams de Nigel Mansell de 1992.

A lo largo de la historia de la Fórmula 1 hubo autos que quedaron en el recuerdo de todos los hinchas de la categoría. Obviamente, la gran mayoría lo hizo en base a grande resultados. Uno de ellos es el Williams FW14B con el que se coronó Nigel Mansell en la temporada 1992. Ese monoplaza se impuso en 9 de los 16 Grandes Premios. La última noticia con respecto a este coche es que ahora su dueño es nada más ni nada menos que Sebastian Vettel, según el diario Bild.

Vettel compró el Williams con el que Mansell fue campeón de F1 en 1992

El piloto alemán y campeón del mundo en cuatro ocasiones aseguró en varias ocasiones que era un apasionado de la historia de la Fórmula 1 y la muestra clara está en esta adquisición. Curiosamente este coche con el que Mansell obtuvo su único título en la categoría llevaba el número 5, mismo número que usa el alemán.

Yendo un poco a la historia de este monoplaza existoso hay que subrayar que fue diseñado por Adrian Newey, ingeniero clave en los títulos de Vettel con Red Bull, y es una evolución del FW14. El coche original fue utilizado por primera vez en 1991, pero tuvo problemas de fiabilidad. Siguieron haciéndole mejoras y el resultado final se vio reflejado con el FW14B, el cual terminó marcando una época dentro de la Fórmula 1.

Vettel compró el Williams con el que Mansell fue campeón de F1 en 1992

Mecánicamente este monoplaza se destacaba por su sistema de suspensión activa, que eliminaba la sensación de rigidez en el equilibrio del coche y hacia que sus pilotos ganaran algo de velocidad en las curvas. El FW14B tenía un impulsor Renault RS3C V10 de 3.5 litros. A su vez, poseía un avanzado control de tracción.

Vettel compró el Williams con el que Mansell fue campeón de F1 en 1992

Además de Mansell, este coche fue utilizado por Ricciardo Patrese en la temporada 1992. Juntos alcanzaron 10 triunfos en 16 carreras. Claramente los nueve obtenidos por el británico le permitieron quedarse con su único título dentro de la categoría.

Otra de las curiosidades que tiene este vehículo para emparentarse con Vettel es que se lo conoce como “Red Five”. Hoy Vettel lleva el número cinco y conduce un auto rojo. Este dígito el alamán ya lo utilizó mucho tiempo en su época de karting y también lo lució cuando se consagró campeón por primera vez en la Fórmula 1.

Vettel compró el Williams con el que Mansell fue campeón de F1 en 1992

«El ‘Red Five’ es muy interesante para mí. El coche es un icono absoluto para mí e igual que yo, tiene el número 5«, indicó Vettel en las declaraciones que le brindó al diario alemán Bild. Más allá de darse a conocer esta compra, se desconoce el valor que el, hoy, piloto de Ferrari abonó para quedarse con este monoplaza. Obvio que imaginar un poco lo que pudo haberle salido si se tiene en cuenta que se subastó en 2019 uno de los seis chasis fabricados y tuvo un valor de 3,02 millones de euros.