El Presidente Alberto Fernández fue aislado por la posibilidad de haber contraído COVID-19 (por contacto estrecho) y mañana se conocerían los resultados.

Luego de conocerse en las últimas horas la confirmación de coronavirus del intendente de Lomas de Zamora  Martín Insaurralde, lo que impidió que Alberto Fernández y su comitiva – de la que formaba parte el Ministro de Desarrollo Social que había mantenido contacto estrecho con el jefe comunal – continuara esta tarde su viaje de La Rioja a Catamarca. La provincia que gobierna Raúl Jalil es la única libre de COVID-19 en la Argentina.

Al enterarse de la noticia Arroyo  inmediatamente se separó del grupo que acompañaba a Fernández y volvió a Buenos Aires. El avión que lo trajo, arribó al Aeroparque Jorge Newbery pasadas las 19, se realizó el test correspondiente e inicio el aislamiento.

Fernández suspendió la visita a la provincia de Catamarca por prevención y utilizó las redes para enviar un mensaje a los catamarqueños y contarles el porqué de la cancelación.

«Yo estoy aquí en La Rioja a punto de despegar para Catamarca, cuando nos enteramos que un querido amigo nuestro, Martín Insaurralde, se ha contagiado de coronavirus. Hace unos días atrás estuvo Daniel Arroyo con él y el riesgo del contagio existe», justificó el Presidente, en un video.

De está forma Arroyo se convirtió en el primer funcionario nacional en cuarentena estricta y alerta por la posibilidad de haberse infectado tras su encuentro con Insaurralde. El titular de la cartera de Desarrollo Social aseguró a través de su cuenta de Twitter que no tiene síntomas.

Ahora el Presidente se encuentra en aislamiento en la Residencia de Olivos esperando el resultado del hisopado.