Santiago Cafiero sostuvo hoy que «nadie puede estar tranquilo si hay un genocida o un violador en libertad» y aseguró que «el Poder Ejecutivo no puede ni debe detener, ni meter preso ni liberar a nadie», en medio de la polémica suscitada hace días con la liberación de presos con la excusa del coronavirus.

En declaraciones radiales a las emisoras La Red y AM 750 el Jefe de Gabinete de Ministros sostuvo que “ En la gente le provoca angustia y eso es aprovechado por un sector opositor con mucha mezquindad», en referencia a que se buscó vincular al gobierno nacional con una función que es de la Justicia y que tiene que ver con otorgar prisiones domiciliarias a presos en el marco de la pandemia de coronavirus.

«Lo que tiene que quedar claro es que el Poder Ejecutivo no puede ni debe detener, ni meter preso ni liberar a nadie» y por ende «no es real vincular al Gobierno con decisiones judiciales», apuntó.

«Muchos militantes y votantes de Alberto Fernández golpearon la cacerola, nosotros no lo tomamos como algo en contra del Gobierno, es el error de la oposición que buscó vincularlo», sostuvo.

Para Cafiero «nadie puede estar tranquilo si hay un genocida en libertad, si hay un violador en libertad».

Pero insistió en que se trata de «otro poder» y «el Gobierno como gobierno no tiene facultades para hacer eso».

Sobre el anuncio del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, de que denunciaría a los magistrados que hubieran incurrido en abusos con la domiciliarias concedidas, respondió: «No estoy en condiciones de decirte si apoyo o no apoyo, pero son herramientas institucionales que las democracia tiene».

En ese sentido consideró que «si hubo errores o ligerezas en generar alivio en detenciones» los que lo hicieron deben «dar respuestas» y recordó que «los jueces son responsables de las decisiones que toman».

«Nuestro Presidente ha dicho que no está a favor de la intervención de la política en la Justicia ni está a favor de los indultos, que sería la forma en que el Poder Ejecutivo conmuta penas», concluyó sobre el tema.

Ante el avance de la pandemia de coronavirus en el país, y las medidas de aislamiento social dispuestas para mitigar la propagación del virus, en sintonía con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), abogados defensores de personas privadas de su libertad elevaron a la Justicia pedidos de prisión domiciliaria.

Ante estos pedidos, la Cámara Federal de Casación fijó posición y recomendó que se analicen los casos de presos que integran la población de riesgo de contagio, es decir mayores de 65 años, mujeres embarazadas o personas con enfermedades preexistentes, que estuvieran vinculadas a delitos leves.