El nuevo sistema de compra de alimentos que estableció el Gobierno añade dos criterios que antes no se encontraban presentes.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, explicó en una entrevista radial el nuevo sistema que utilizará a partir de ahora el Gobierno nacional para la compra de alimentos, luego de la polémica que había suscitado la licitación de alimentos para asistir a los barrios populares. Arroyo aseguró que «se hizo una compra nueva con dos criterios que no existían antes».

En diálogo con El Destape Radio, el ministro explicó que se establecerá que las compras de alimentos por parte del Estado serán de los precios máximos mayoristas para abajo y que se deberán hacer las compras a través de la plataforma Compr.ar, en la que participan los productores grandes, chicos y medianos de la economía popular. Además, aseguró que se reorganizó la asistencia alimentaria y que la transferencia de fondos a provincias y municipios fue reforzada. «Hay un comité de emergencia social en cada municipio y ahí se identifican los barrios con situaciones más criticas», describió.

Arroyo señaló que en el día de ayer «se acreditó un refuerzo extraordinario en la Tarjeta Alimentaria de $4.000 para las madres que tienen un hijo y de $6.000 para las que tienen dos«, refuerzo que implica 7.000 millones de pesos por parte del Estado. Tal como aseguró el ministro, el Gobierno tiene 3 desafíos frente a la emergencia económica y sanitaria generada por el coronavirus: «mantener los ingresos, que llegue la comida y limitar los movimientos en barrios donde no es fácil el aislamiento».