Lo resolvió el Tribunal de Casación. La extensión del aislamiento fue una de las variables consideradas.

El Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires autorizó la utilización de teléfonos celulares a los presos de todos los penales del territorio bonaerense mientras dure el período de aislamiento preventivo decretado por el Gobierno Nacional para minimizar la propagación del coronavirus, informaron hoy fuentes judiciales.

La resolución lleva la firma doctor Víctor Violini, vicepresidente del cuerpo, a partir de un planteo que había formulado el doctor Mario Coriolano, desde la Defensoría de Casación.

En la resolución el Juez Violini sostuvo que «A efectos de evitar someter a las personas privadas de la libertad en la provincia de Buenos Aires a una situación de ostracismo que en el marco de la actual pandemia importa un sufrimiento incompatible con el trato humanitario reclamado por la normativa constitucional, es mi opinión que resulta prudente autorizar el uso de telefonía celular a los fines del mantenimiento de los vínculos familiares de los internos”.

Y también se sostuvo en una frase del filósofo y ensayista Albert Camus: «Lo peor de la peste no es que mata los cuerpos, sino que desnuda las almas y ese espectáculo suele ser horroroso».

También dispuso la creación de un protocolo de actuación, que tendrá que ser instrumentado desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Desde  la disposición por la cuarentena por el COVID-19 los privados de libertad alojados en cárceles y alcaidías no reciben a sus familiares como medida de prevención.

Los familiares de los internos si tienen autorización para llevar mercaderías a los penales pero no para tener contacto física. Para palear esta situación desde el viernes pasado se dispuso la aplicación del programa de videoconferencias para que familiares de detenidos en situación de riesgo de salud puedan comunicarse con ellos.

Desde el Servicio Penitenciario Bonaerense avanzan ahora en la reglamentación de la medida y adelantaron que no apelarán lo resuelto por el Tribunal de Casación.

Varios motines y revueltas se produjeron días atrás en cárceles de la Provincia como del resto del país, en reclamo de mejoras y pedidos de comunicación con sus familiares de parte de los presos.

Sostienen que si un interno contrae el virus la propagación será inmediata por el hacinamiento. Hasta el momento no se han reportado casos de coronavirus en las cárceles a nivel nacional.