La pandemia de coronavirus azota a los sectores más vulnerables de la sociedad. Las villas de la Ciudad de Buenos Aires, que cuentan con muchas viviendas sin agua potable, comienzan a ser el foco de preocupación del Gobierno.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a la situación preocupante en las villas miseria de la ciudad porteña con respecto a la pandemia de coronavirus, que ya suman 249 casos confirmados y 6 muertos. Los barrios más afectados son el Barrio 31 y el Barrio Padre Ricciardelli (1-11-14). Este lunes se confirmaron 26 nuevos casos de covid-19 en barrios vulnerables de la Ciudad.

«Iremos manzana por manzana, casa por casa, para detectar a quienes tengan síntomas y así actuar rápidamente«, aseguró Quirós en la conferencia. «La estrategia que más funciona es diagnosticar rápidamente a los enfermos y golpear puerta por puerta para hablar con las personas y comunicarles los síntomas para que los adviertan, y cuando se identifica un caso, ver los convivientes, los contactos estrechos», explicó. Es por eso que hoy comenzará el operativo DETeCTAr (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina) en la villa 31 para así lograr identificar personas infectadas con coronavirus y poder derivarlas a tiempo para su atención y aislamiento correspondientes.

Al día de hoy, ya son 1766 los casos confirmados de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires. Por otro lado, las personas que estuvieron infectadas y ya recibieron el alta son 516, 100 fallecieron y hay 6160 casos sospechosos que actualmente se encuentran en investigación epidemiológica.