Luego de que se conociera el caso, inspectores municipales quisieron cerrar la sucursal del Coto de Lanús pero el Jefe de Operaciones se resistió a los gritos

Se confirmaron 10 casos de coronavirus en empleados del Coto de Lanús ubicado en el barrio de Villa Caraza. Es por ese motivo que inspectores municipales quisieron cerrar la sucursal, pero se encontraron con el Jefe de Operaciones quien se resistió al cierre de manera agresiva. Las imágenes del hombre se viralizaron en la noche del domingo por distintas redes sociales

El Jefe de Operaciones, es Eduardo Bufalo, es quien se resistió al cierre de la sucursal a los gritos; distintas personas grabaron esa situación y la difundieron por redes sociales. A su vez, los empleados, a los que se les hizo el hisopado, denunciaron abandono por parte de la empresa, ya que se encuentran aislados en centros de salud desde el viernes pasado y nadie se comunicó con ellos para saber su estado de salud.

En el video difundido, se lo ve a Bufalo a los gritos mientras los inspectores proceden a cerrar la sucursal. «Listo. ¡Hoy voy en cana! ¡Hoy voy en cana, Tito! ¡Hoy voy en cana! Esto termina mal. ¡No van a cerrar la sucursal, Tito! ¡No la vas a cerrar, como que me llamo Bufalo!» se lo escucha decir en el video mientras habla por teléfono.

Según informaron los delegados sindicales, Bufalo «es el encargado de coordinar las patotas que envía Alfredo Coto para amenazar a los trabajadores que hacen reclamos«.

Además no es el primer escándalo en el que está envuelto, sino que también está implicado en el escándalo de la sucursal Coto de La Paternal donde se encontró un arsenal de armas en 2017. Si bien Alfredo Coto y su hijo Germán fueron acusados por el hecho, ambos se desligaron y le adjudicaron la responsabilidad a su Gerente de Operaciones: el mismo Eduardo Bufalo, quien alegó que el arsenal era para prevenir posibles saqueos a las sucursales