La situación por el coronavirus en el AMBA es crítica, y el presidente Alberto Fernández sostuvo que es necesario volver «cuanto antes» a la Fase 1 de cuarentena en la región.

La situación en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) por el coronavirus es crítica: de los 1.581 casos nuevos de covid-19 que se registraron en las últimas 24 horas en el país, el 92% están repartidos entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Hoy, el presidente Alberto Fernández se reunirá con el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, y con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para debatir una posible vuelta a la Fase 1 de cuarentena en la región metropolitana.

Según aseguraron fuentes cercanas al Gobierno nacional, Fernández se estaría basando en los indicadores de la cantidad de muertes y el porcentaje de camas disponibles en los sectores más complicados para definir cómo continúa la cuarentena en el país. Si bien tanto el presidente como Kicillof y Larreta están dispuestos a volver a la Fase 1 de ser necesario, el gobierno porteño es el que estuvo oponiendo mayor resistencia al endurecimiento del aislamiento y al establecimiento de restricciones en la Ciudad durante las últimas semanas.

Lo cierto es que, a partir de las flexibilizaciones en materia de aislamiento y de los permisos para -entre otras cosas- salir a hacer actividad física por las noches, la Ciudad se convirtió en un vector peligroso para la circulación del virus por la gran cantidad de personas que hay en las calles. El gobierno provincial ya expresó en varias oportunidades su descontento con la situación, ya que muchas de las personas que viven en el Conurbano bonaerense trabajan en la Capital Federal y facilitan la transmisión comunitaria del covid-19. A esto se suma el inminente colapso del sistema de salud, una amenaza constante si se agota la disponibilidad de camas para atender a pacientes graves.

Fernández, Larreta y Kicillof se reúnen hoy en la Quinta de Olivos para decidir si el AMBA vuelve a la Fase 1 de cuarentena.
Fernández, Larreta y Kicillof se reúnen hoy en la Quinta de Olivos para decidir si el AMBA vuelve a la Fase 1 de cuarentena.

Uno de los argumentos que esgrimió el gobierno porteño para evitar la vuelta a la Fase 1 de cuarentena, que implica restricciones estrictas y un aislamiento prácticamente total -tal como se estableció al inicio de la cuarentena-, es el de que los ciudadanos están cansados de estar encerrados en sus hogares y a muchas personas el encierro les repercute de manera negativa en su salud física y mental. Algunas medidas que se tomaron en la Ciudad hace algunos días para tratar de evitar el crecimiento exponencial de casos fue reservar el transporte público para trabajadores de actividades esenciales y reforzar los controles de tránsito.

Según indican las fuentes, el plan que tendría Alberto Fernández sería frenar el transporte urbano por dos semanas, una medida extrema pero a primera vista necesaria para frenar los contagios. Si bien la situación no parece mejorar en el corto plazo en el AMBA, en el resto del país la mayoría de las provincias del interior del país ya se encuentran en las Fases 4 o 5 de cuarentena, con una flexibilización considerable. Del total de 42.785 casos confirmados de coronavirus en el país, 13.153 personas ya se encuentran recuperadas y 1.016 fallecieron.