Lo deberán acatar 54 de los 101 departamentos de Francia

A partir de este viernes 23, 54 de los 101 departamentos franceses deberán acatar un toque de queda desde las 21 hasta las 6. La medida impuesta es para frenar la segunda ola de COVID-19.

La medida afectará a más de 46 millones de habitantes que sólo podrán salir de sus casas por motivos laborales o sanitarios.

El primer ministro, Jean Castex, aseguró que, «las semanas que vienen serán duras», y confirmó que las medidas restrictivas podrán endurecerse si la situación empeora. Y agregó: «Sin ninguna medida nueva, en 15 días habrá más de 50.000 casos al día».