El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, manifestó su preocupación por la cantidad de contagios que se registraron en los últimos días en el AMBA.

El aumento de los contagios y el incremento de las muertes por COVID-19 durante esta semana encendieron las alertas de las autoridades sanitarias de la provincia y la ciudad de Buenos Aires, en sintonía con la implementación de una nueva fase de la cuarentena en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) con mayor flexibilización. Ante esta situación, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, aseguró hoy que “casi con seguridad vamos a tener que ir a otra etapa de endurecimiento (de la cuarentena) si siguen aumentando los casos” de coronavirus en la región.

“El leitmotiv de un virus es reproducirse; mientras no haya vacuna se va a reproducir”, afirmó el funcionario, al mismo tiempo que calificó como “preocupante” el aumento de los casos en el AMBA. Sin embargo, reconoció que “sin la vuelta a fase 1 hubiese habido mucho más casos”, en relación al aislamiento estricto que se extendió entre el 1 y el 17 de julio en la ciudad de Buenos Aires y los municipios del Conurbano bonaerense.

No obstante, un aspecto que destacó Gollan es la reducción de personas con Covid-19 que requieren internación en terapia intensiva. También señaló que hay “1.000 camas en el interior de la Provincia, que está con una ocupación del 35 por ciento” y que “bajó muchísimo la proporción de gente que necesita internarse en terapia intensiva”.

“En el AMBA tenemos una ocupación del 60 o 61 por ciento, pero varía todos los días”, expresó el ministro, quien sostuvo que el Gobierno bonaerense no va a esperar que en el AMBA haya una ocupación del 90 ciento de las camas para tomar medidas más drásticas. “Con una cifra bastante menor vamos a volver a las restricciones”, enfatizó, en diálogo con radio Futurock.

Su viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, se manifestó en sintonía con el funcionario, y dijo hoy que si la curva de contagios de coronavirus “sigue en aumento” y desde el Gobierno advierten “un riesgo de colapso” del sistema sanitario, se volverá para atrás en cuanto al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En declaraciones a Radio Continental, Kreplak aseveró que “en los últimos dos días hubo un aumento significativo de contagios”. «El aumento nunca dejó de estar desde que comenzó el brote en Villa 31. Lo que hubo es períodos de más o menos velocidad. A fines de junio y principios de julio, se redujo la velocidad; pero estos días nos hacen pensar que volvió a aumentar la velocidad del contagio”, explicó, y aclaró que cualquier cambio no se decidirá en base a información de solo dos días, sino que se realizará un análisis más exhaustivo.