Daniel Gollán, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, se mostró optimista con el descenso de casos de coronavirus y adelantó que, en estas condiciones, las clases podrían volver a ser presenciales.

Daniel Gollán anunció esta mañana que el gobierno de la Provincia analiza retomar la presencialidad en las escuelas a partir del próximo lunes. Para ello, deberá confirmarse la tendencia a la baja en la cantidad de casos que se observó en los últimos días. La decisión la tomarán este domingo, cuando se pueda corroborar si los indicadores epidemiológicos mantienen la actual tendencia.

«Si logramos llegar debajo de los 500 casos de incidencia cada 100.000 habitantes y se confirma la distensión en la ocupación de camas volvemos a la presencialidad escolar«, sostuvo Gollán en una entrevista con Radio con Vos. Y añadió: «Hasta lo que venimos viendo al día jueves y sumada la semana anterior venimos bien. Si seguimos así y los números nos dan, pasamos a una fase más distendida. Esto es matemático: nos faltan tres días«.

Las declaraciones de Gollán causan sorpresa, ya que el Jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, sostuvo ayer que la vuelta a la presencialidad no sería recomendable. Incluso el Ministro de Educación, Nicolás Trotta, también planteó ayer: «la presencialidad la queremos todos, pero no es una cuestión de deseo, sino que la realidad no nos permite», al referirse a la presencialidad en los niveles educativos de las distintas regiones del país, en este contexto de pandemia.

Gollán contó que se observó «una caída interesante de la cantidad de casos» que atribuyó a distintas causas, entre las que destacó «las medidas de restricción, que bajaron la circulación un 54%, y el avance de la vacunación». «Estos últimos días tenemos casi 2000, 2200 casos promedio menos que la semana anterior. Obviamente (estamos) todavía con una situación alta». En cuanto a la ocupación de camas de terapia intensiva, señaló: «Vemos una distensión en los últimos días de la cantidad de camas. Ya no ingresa la misma cantidad de gente que estaba ingresando».

clases presenciales Gollán

Las clases presenciales están suspendidas desde la primera quincena de abril en el conurbano y gran parte de los distritos de la Provincia, según las medidas del último DNU para frenar la segunda ola de coronavirus. El debate sobre la virtualidad o la presencialidad de las clases generó cruces entre Nación y las regiones en las que se sostuvo la presencialidad a pesar de que el DNU indicara que debían suspenderse, como la Ciudad de Buenos Aires.

«Hay que ver cómo termina la semana”, afirmó Gollán al recalcar que recién el domingo el gobierno de Kicillof tomará una decisión al respecto. No obstante, Gollán advirtió que las medidas podrían volver a endurecerse si la situación empeora 15 días más tarde y no excluyó que se realicen nuevos cierres intermitentes.

El ministro bonaerense también declaró que en base al semáforo epidemiológico podría revisarse la actividad comercial y gastronómica. «En base a estos indicadores, la tendencia indica que va a haber cambios en la provincia. En la mayoría de los municipios será para mejor, para ir a fases distendidas», agregó.