El ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó el segundo pago del IFE de $10.000 en el marco de la pandemia del coronavirus para el mes de junio. La medida alcanzará a 9 millones de personas.

La medida de la distribución de un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 para cada familia fue anunciado el 23 de marzo, tres días después de que se estableciera por primera vez la cuarentena obligatoria, y comenzó a pagarse en abril.

En sus redes sociales, el titular de la cartera económica nacional, Martín Guzmán, aseguró que el programa es “una herramienta fundamental para llegar a quienes no podíamos alcanzar con otras medidas, como los trabajadores informales”. Además, explicó que el primer pagó logró “evitar que entre 2,7 y 4,5 millones de personas caigan transitoriamente en la pobreza”.

El funcionario también confirmó que «en breve» Anses informará los detalles de la implementación de la medida. «Bajo el liderazgo del Presidente Alberto Fernández, Argentina sienta condiciones para que la salida de esta pandemia sea con un horizonte promisorio», subrayó.

Guzmán destacó también que ante la propagación de la enfermedad, que impacta en la economía de todo el mundo, el Gobierno actuó «de forma decisiva». «Hoy el Estado está llegando a quienes más lo necesitan, protegiendo los ingresos, el trabajo y la producción. Y lo hace sosteniendo los principios de progresividad y solidaridad», celebró.

El lanzamiento de la segunda edición del IFE había sido anunciado por el presidente Alberto Fernández a principios de este mes, cuando indicó que una de las cuestiones que reveló la pandemia es el alto grado de informalidad laboral y trabajo no registrado en el que se encuentra buena parte de la población.

Esta realidad fue tomada en cuenta para definir la población que podría recibir el IFE y el monto que se les otorgaría. Un informe que realizó el Ministerio de Economía indicó que de los 8,7 millones de personas que recibieron esa ayuda, el 24,8 por ciento fueron jóvenes de entre 18 y 25 años.

Tal como aseguró Guzmán, la decisión fue que el monto volverá a ser de 10 mil pesos y que lo recibirán 9 millones de argentinos . De esta manera, se resolvió el destino de los 300 mil inscriptos que se encontraban en proceso de verificación y aguardaban la confirmación del beneficio. Los pagos comenzaron la última semana de abril, pero quedan 1,2 millones de personas que aún no cobraron la edición anterior.