Daniel Arroyo adelantó que el Gobierno está avanzando en el proyecto de un ingreso universal para los sectores informales que quedaron inactivos durante la pandemia.

La pandemia de coronavirus golpea fuertemente la economía de muchos hogares, sobre todo los de aquellos trabajadores informales que se encuentran imposibilitados para generar ingresos. Es por eso que el Gobierno nacional se encuentra trabajando sobre la implementación de un ingreso universal.

El mismo no está pensado como un subsidio por una cantidad de tiempo determinado, como sí lo es el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), sino que se trataría de una renta base para los sectores más afectados. Este tipo de proyectos está siendo utilizado en varios países europeos que se vieron golpeados económicamente por la crisis del coronavirus.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, adelantó que el ingreso universal sería un esquema de ingresos que se sostendría por varios años. La idea es que esta política se complemente con el programa Potenciar Trabajo, que buscará reconvertir los planes sociales para darles una salida productiva. El esquema apunta a cubrir a la población sin ingresos por dos vías: la renta universal para quienes estén inactivos, y el programa Potenciar Trabajo, donde ya fueron unificados todos los planes. En declaraciones al diario Clarín, Arroyo aseguró que entre los 9 millones de argentinos que cobran el IFE actualmente «hay tres millones que están en situación de alta vulnerabilidad» y serían ·quienes percibirían esta nueva ayuda».

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, ya había anticipado este fin de semana su decisión de implementar el programa. “Yo no soy hipócrita. Hay que hacer algo porque hay 9 millones de argentinos que están al margen”, disparó el mandatario, luego de comentar que la demanda que tuvo el IFE mostró la gravedad de la crisis económica en el país. El Ingreso Familiar de Emergencia fue ideado al comienzo de la cuarentena, pero no fue diseñado como un instrumento de política de asistencia, sino como una solución transitoria.