Estudiará la forma de permitir ciertas actividades por regiones y grupos etarios.

Kicillof mantuvo en la tarde del sábado una reunión de Comité de Emergencia Provincial por la cuarentena administrada, donde dispuso el diálogo con intendentes para conocer las necesidades de cada región, con cámaras de empresarios, con gremios y con científicos para conocer la viabilidad de las medidas adoptadas. 

Por tal motivo  Axel Kicillof, mantendrá esta semana reuniones con intendentes, la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Ares, la Confederación Económica y la Federación Económica de la Provincia para evaluar cómo aplicar la cuarentena administrada en algunas zonas que no están comprometidas por la propagación de la pandemia del coronavirus. Allí se evaluará la forma de permitir ciertas actividades por regiones y grupos etarios. 

“El lunes habrá una reunión con el gobierno nacional y a partir de ese momento se definirá si se pide aplicar la cuarentena administrada en algún lugar del interior de la provincia”, dejaron trascender desde gobernación.

Sucede que, anoche el Presidente explicó que en “pequeños pueblos muy aislados podría permitirse una vuelta a la normalidad y puso como ejemplo el sur del territorio bonaerense”.

«Vemos difícil la posibilidad de flexibilizar la cuarentena en el AMBA, porque es la zona que más casos tiene, pero a su vez también es la que tiene los mayores índices de hacinamiento», explicó a El Destape la ministra de Comunicación Pública del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Jésica Rey, quien además informó que la próxima semana mantendrán la cuarentena de forma estricta.  

La funcionaria explicó que el objetivo es evaluar la flexibilización de la cuarentena en tres aspectos; por región, por actividad y por grupo etario. «Algunos pueblos no tienen ningún caso de coronavirus y se evalúan que se permita una circulación regulada para que se pueda volver al trabajo en algunos sectores», sostuvo Rey, quien además explicó que los mayores de 60 años -que son población de riesgo- seguirían con la cuarentena obligatoria. 

«Por eso es tan importante postergar los picos de contagios lo máximo posible. Eso nos va a permitir terminar con las obras sanitarias para conseguir poder atender a todos los infectados que lo necesiten», explicó Rey. 

De todos modos, el Presidente dejó claro que esa decisión será fruto del diálogo que mantenga con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro, con cada gobernador.