El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reconoció que se está analizando la posibilidad de retroceder a la fase 2 la cuarentena dispuesta por la pandemia.

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se refirió a la situación en el área bonaerense y reconoció que se está analizando la posibilidad de retroceder a la fase 2 de cuarentena por la cantidad de contagios. «Cuanto mayor es la cantidad de contagios, más deben ser las restricciones», explicó en diálogo con Radio Continental.

Al ser consultado sobre la posibilidad de retroceder una fase en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio que vence este domingo, el funcionario aclaró que «es una decisión que todavía no está tomada; es una opinión desde el punto de vista médico y epidemiológico». Esta mañana, en otra entrevista, el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, planteó la posibilidad de este retroceso ante el aumento de contagios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

«Si suben los casos, quiere decir que hay mayores contagios. La regla simple es que, cuanto mayor es la cantidad de contagios, más deben ser las restricciones. Es lo que funcionó en todo el planeta, pero todavía no hicimos la evaluación fina», apuntó Kicillof al respecto.

El gobernador reconoció que «están apareciendo focos en hospitales, geriátricos y barrios populares», y manifestó que esta tarde, a partir de las 18, autoridades de su gobierno, del nacional y del de la Ciudad mantendrán un encuentro en la Casa Rosada «para empezar a ver cómo estamos y qué decisiones se toman en conjunto». En otro tramo de la entrevista, Kicillof se refirió a la relación con la oposición y dejó en claro que trabaja «muy bien» con dirigentes de otros sectores políticos en el contexto de la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

«Es permanente el trabajo con la oposición», dijo, y puntualizó que esta colaboración se da «sobre todo con los funcionarios que tienen responsabilidades institucionales como legisladores e intendentes». En cuanto a la crisis económica que trajo la pandemia, el gobernador sostuvo que «se viene expandiendo por el planeta» y puso de relieve las medidas adoptadas por el gobierno nacional para paliar la crisis «como el IFE, el refuerzo a las jubilaciones y AUH y el apoyo a empresas para pagar sueldos».

No obstante, Kicillof expuso que, «ante una crisis de esta magnitud, es muy difícil llegar a todos y que la ayuda alcance», pero subrayó que «la idea es no dejar a nadie con dificultades graves».»Hay una situación muy mala y el gobierno está haciendo todos los esfuerzos para que las pérdidas económicas y el sufrimiento sean los menores posibles», manifestó.

En la misma línea, Kicillof señaló que en la provincia se triplicó la ayuda a comedores escolares y añadió que «la situación en los barrios populares está bastante cubierta con diferentes ayudas». El gobernador admitió que «hay un malestar, un nerviosismo y una angustia que son inevitables en una situación tan grave» y que «la sociedad argentina pasó por varias crisis pero ninguna como esta». «Este es un hecho mundial, es una situación muy difícil que tenemos que atravesar con solidaridad», finalizó.