El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta participó del anuncio del regreso a una cuarentena estricta que encabezó el presidente Alberto Fernández.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, destacó este viernes que una «estrategia focalizada y estricta» permitirá que la «curva de contagios empiece a dar la vuelta». Lo hizo al participar del anuncio del regreso a una cuarentena estricta en la región metropolitana de Buenos Aires, junto al presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

«Hace tres semanas estábamos en 400 contagios, la semana pasada estábamos en 600 y pico y desde el lunes estamos en más de 800 y con picos de mil», advirtió Larreta sobre el aumento exponencial de los casos positivos. “Si hacemos una estrategia focalizada y estricta, la curva de contagios empieza a dar la vuelta”, y enfatizó «la importancia del trabajo en conjunto» entre la Nación, la Provincia y la Ciudad en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Además subrayó hoy que en la Ciudad de Buenos Aires el programa “Detectar”, que lleva adelante junto a Nación en distintos barrios para identificar casos de coronavirus, permitió aislar a 3.512 personas en centros específicos e «ir cortando la cadena de contagios».

La Ciudad de Buenos Aires registra un crecimiento sostenido de casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, con 352 diagnósticos positivos hasta el pasado 3 de abril, que saltaron a 2.703 a mediados de mayo y crecieron a 22.800 en las últimas horas, al cumplirse 99 días de aislamiento obligatorio. En las últimas 24 horas hubo 15 fallecidos en el territorio porteño, lo que dejó un saldo de 459 muertos desde que comenzó la pandemia.

Además hizo hincapié que en esta nueva fase de la cuarentena no se permitirá la actividad física, a partir de 1 de julio hasta el 17, y si se permitirán las salidas recreativas para niños, un tema de discusión con la Provincia de Buenos Aires que parece haber ganado la pulseada.