El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien fue hisopado en el día de ayer por sospechas de haberse contagiado de covid-19, aseguró que no tiene intenciones de volver a una fase anterior de la cuarentena en la Ciudad.

En el día de ayer, la ex gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dio positivo para coronavirus tras hacerse un hisopado por haber estado en contacto estrecho con un infectado. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, también tuvo que realizarse el test, ya que había estado reunido con la ex funcionaria hacía algunos días, pero afortunadamente el test dio negativo. Sin embargo, y a pesar del creciente número de contagios en la Ciudad de Buenos Aires, Larreta aseguró que prioriza testeos y aislamientos en casos detectados más que un retorno a una fase previa de la cuarentena.

Larreta dio una nueva conferencia de prensa junto al vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y el ministro de Salud porteño, Fernán Quiros. Allí, el funcionario insistió en que no tiene intenciones de volver a la fase 1 de la cuarentena, ya que «en la Ciudad hay un alto nivel de conciencia» respecto a la situación con el coronavirus y la cantidad de camas de terapia intensiva aún se mantiene en un número manejable.

“Hoy el R -la tasa de contagiosidad- está en 1,13, y en el Barrio 31 ya bajó del 2,6 al 0,6, lo cual muestra la efectividad del plan DetectAR”, explicó Larreta en la conferencia. Según el último parte del Ministerio de Salud porteño, ya hay 1.706 casos confirmados en la Villa 31.

“El plan DetectAR lo llevamos adelante con el Gobierno nacional. Arrancamos en el Barrio 31, lo llevamos a todos los barrios vulnerables grandes de la Ciudad, y en todos hay una leve pero clara tendencia hacia abajo en la cantidad de contagios”, continuó el jefe de Gobierno porteño. “Dado el éxito en los barrios vulnerables, hace dos semanas decidimos llevarlo adelante en toda la Ciudad”, agregó.

A pesar de que el número de contagios en la Ciudad sigue en aumento, Larreta se resiste a aumentar las restricciones.
A pesar de que el número de contagios en la Ciudad sigue en aumento, Larreta se resiste a aumentar las restricciones.

“Todo esto supone que hemos aumentado mucho nuestra capacidad operativa. Tenemos 500 contagios nuevos por día, hay que llamarlos uno por uno, llamar después a sus contactos estrechos. Estamos hoy con una capacidad de 600.000 conversaciones por mes, de identificación y de seguimiento de los contactos estrechos”, aseguró Larreta.

Sin embargo, el jefe de Gobierno porteño admitió que la apertura del transporte público puede llegar a ser problemática, ya que se detectó un aumento considerable en la circulación dentro de la Ciudad. “El cumplimiento de las medidas de aislamiento viene siendo muy favorable, pero tenemos un dato en las últimas semanas que nos viene preocupando mucho: en los últimos 12 a 15 días aumentó casi el 22 por ciento la circulación en el AMBA”, disparó. “Por eso, una de las medidas que se consensuaron ayer con los ministros de Salud es ser mucho más estrictos con el control y garantizar que el transporte público sea sólo para los trabajadores que están en los sectores esenciales para combatir el virus”, finalizó.