La aerolínea Latam anunció que dejará de volar en el país y desvinculará a 1.700 empleados.

La crisis económica desatada por el coronavirus a nivel mundial, debido a la cual las aerolíneas se vieron fuertemente castigadas debido a las restricciones impuestas para los vuelos comerciales, provocó que algunas empresas comiencen a cerrar filiales en distintos lugares del mundo. Es el caso de Latam, que hoy tomó la drástica medida de cerrar su filial en Argentina luego de intentar algunas medidas sin éxito, como por ejemplo la reducción de salarios de su personal al 50 por ciento.

La decisión fue tomada en medio del brutal impacto que la pandemia tuvo en el sector aerocomercial e involucra a los 16 destinos que la empresa operaba desde el país: 12 domésticos, 3 regionales y uno internacional. Con todo, las rutas a Santiago de Chile, Brasil y Perú se conservarán y serán operadas por las filiales de esos países. A nivel local, la empresa volaba a Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, El Calafate y Ushuaia.

La aérea, que no opera a nivel local desde el 20 de marzo, discutirá desde hoy, en el contexto del concurso preventivo que presentarán en el Ministerio de Trabajo, el destino de sus 1.700 empleados, en medio de un contexto en el que las empresas, por ley, no pueden despedir a sus empleados.

Fuentes del sector indicaron que Latam tuvo varias reuniones con el Gobierno en medio de esta crisis y que presentaron un escrito oficial para hacer suspensiones y reducir salarios. En el medio, incluso hizo vuelos de repatriación para 16.000 argentinos. «Hubo seis reuniones y no pudieron resolver el tema. Los obligaron a pagar el 100%, pero no lo hicieron porque presentaron un recurso administrativo», detallan desde la industria. “Igual, la mitad de los empleados aceptó la reducción por medio de acuerdos individuales, tanto en mayo como en junio”, aseguraron las fuentes al portal Infobae.com.

Más allá de las conversaciones frustradas con el Gobierno, el destino de la aérea -que opera hace 15 años en el país- está sellado: en Chile consideran que la transformación de la industria a nivel global será enorme luego de la pandemia y que no habrá recuperación en, al menos, tres años. De esta manera, el contexto local es más que complicado para pensar en esa renovación.

 “Se trata de una decisión muy difícil pero lamentablemente inevitable, contra la cual la compañía ha realizado todos los esfuerzos posibles. Tras 15 años de presencia ininterrumpida y después de haber atravesado numerosos obstáculos, en el complejo contexto de la pandemia y sus consecuencias a largo plazo, no resulta posible visualizar alternativas de continuidad para las operaciones. Latam Airlines Argentina agradece profunda y sinceramente a todos los pasajeros, clientes, proveedores, organismos e instituciones que la han acompañado desde 2005, así como a su equipo de colaboradores, por estos años de trabajo conjunto en pos del desarrollo de la industria aérea local”, dijo la empresa en un comunicado.

Acerca de las explicaciones oficiales sobre la drástica medida, la compañía aseguró que “el impacto que han tenido en Latam Airlines Argentina la pandemia COVID-19 y la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual contribuyeron a configurar un escenario en extremo complejo, en el que no están dadas las condiciones para viabilizar y sostener a largo plazo las operaciones de la filial”.

Con respecto a los pasajeros, se detalló que se habilitarán “alternativas para todos”. Si se compró el ticket con tarjeta de crédito, la compañía devolverá automáticamente el monto de la compra dentro de 30 y 45 días al mismo medio de pago. Los pasajes internacionales podrán cambiar fechas de vuelo sin costo ni diferencia de tarifa. También se podrá solicitar la devolución del pasaje en millas.