Los cinco policías prestan servicios en la zona de Los Polvorines,  fueron detenidos acusados de abuso sexual agravado, la denunciante es una mujer policía de 21 años, compañera de los efectivos detenidos.

Según la presentación realizada por la víctima de 21 años , hija de un comisario bonaerense en actividad y  en un primer momento no quería hacer la denuncia pero una compañera la convenció,  fue atacada cuando estaba en el polideportivo de dicha localidad.

A partir de la reconstrucción del hecho realizada por investigadores, el ataque sexual ocurrió durante un asado en el predio que se utiliza como lugar de acuartelamiento de los policías.

El  polideportivo en donde ocurrió el indignante abuso fue cedido para llevar adelante los operativos de cumplimiento de la cuarentena por el coronavirus. En el mismo se alojan 45 de los 90 efectivos que envió la Fuerza al municipio de Malvinas Argentinas. 

En el lugar suele haber 14 mujeres; pero el fin de semana la única que quedó fue la víctima; las demás, que habían ido a sus casas, debían regresar ayer al polideportivo.

Según fuentes judiciales los cinco policías fueron detenidos, acusados de abuso sexual agravado. Tienen entre 21 y 26 años y ayer tuvieron la posibilidad de ser indagados pero, por sugerencia de sus abogados defensores se negaron a declarar.

La Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad bonaerense desafectó de sus funciones a los cinco policías denunciados.

«Es un hecho deplorable y lamentable. Se actuó rápidamente y se abrió un sumario. Los sospechosos tienen prohibido usar el arma reglamentaria, el uniforme y la credencial», explicaron fuentes policiales.

El hecho

Todo habría sucedido en el baño del polideportivo de Los Polvorines, uno de los dos predios -el otro es en el de Pablo Nogués- que dispuso el municipio para albergar a los 90 policías que les mandó la gobernación Bonaerense para colaborar en las tareas de control por el Covid-19.

«Los dos predios fueron acondicionados para que, 45 agentes en cada lugar, puedan vivir allí mientras cumplen sus funciones ya que la mayoría son del interior de la provincia y recién recibidos de la escuela de policía Juan Vucetich», señalaron las fuentes, y contaron que también los capacitaron.

Fue en ese marco de convivencia que ocurrió el ataque. Según el portal Infopoliciales, durante el fin de semana la agente accedió «a tomar una cerveza en el baño de hombres del complejo, junto a uno de los agentes policiales, con quien bajo su consentimiento mantuvo relaciones sexuales».

Luego habrían llegado los otros cuatro policías. «Aprovechándose del estado de ebriedad de la agentes femenina, la violan reiteradas veces», siempre según el portal Infopoliciales.

El Juzgado de Garantía N°4 es quién decidirá cómo continuarán el proceso, si presos o en libertad.

Mientras tanto, el fiscal Jorge Castagna Lavia acusó a cuatro de los policías del delito de «abuso sexual con acceso carnal» y al quinto, el que no la ayudó, de «omisión de auxilio«.