Las personas trans deberán ser atendidas en centros de salud y hospitales respetando su elección de género


Los hospitales y centros de salud bonaerenses que deban atender a personas trans durante la pandemia por coronavirus deben respetar el género autopercibido y el nombre con el que desean llamarse, y de ser necesaria la internación, debe hacerse en una sala acorde a su género, según dispone un Protocolo presentado ayer por el Ministerio de Salud bonaerense.


La cartera sanitaria provincial que conduce Daniel Gollan, expresa que se debe “garantizar que en la atención e internación se respeten el género y nombre que la persona refiere, aunque no coincidan con los datos del DNI, tanto oralmente como en registros”.

El protocolo marca la necesidad del “trato adecuado de las personas trans en sala de espera, internación o aislamiento, para que las medidas sean aceptadas. Recordemos que la internación y aislamiento a veces favorecen los malos tratos y discriminación».

«Las personas trans, específicamente trans femeninas, frecuentemente han modificado su cuerpo con aceites industriales, lo cual en algunos casos predispone a infecciones» explica el protocolo sanitario, al tiempo que solicita prestar «atención y protección a este grupo al momento de colocación de inyecciones intramusculares y vías para no hacerlo en sitios donde se encuentre alojado el aceite».

«Para aquellas personas que estén en tratamientos de modificación corporal hormonal, se recomienda extender recetas para hormonas y tratamientos crónicos para 2 ó 3 meses, y si está disponible brindar la medicación para al menos 1 mes, para evitar que estén expuestas a la circulación por instituciones de salud«, se comenta.

«Facilitar el uso de baños de las instituciones de salud acorde al género de las personas, con elementos de aseo e información visible, para promover el lavado de manos frecuente y otras pautas preventivas».