La ministra de Salud Carla Vizzotti destacó que «el aumento exponencial de casos de coronavirus se ha detenido, se ha estabilizado, pero en un número alto», pero aclaró que «el sistema de salud sigue en tensión”.

Carla Vizzotti, ministra de Salud señalo está mañana que «El aumento exponencial de casos se ha detenido, se ha estabilizado, pero en un número alto. En todo el país se ha visto un descenso del 8,5 por ciento. En el AMBA fue del 16: en la Ciudad, 9,7 y en la Región Metropolitana de la Provincia, 17,4. Esto es sin contar la semana epidemiológica 17, la última que cerró».

En conferencia de prensa en la Casa Rosada, la titular de la cartera sanitaria remarcó: «Es una tendencia que es una buena noticia, porque si seguíamos aumentado con esta velocidad, la situación iba a ser muy, muy compleja. Pero necesitamos trabajar para que los casos desciendan más rápido, porque el sistema de salud sigue en tensión».

Asimismo, la integrante del Gabinete indicó que hay «un aumento en la curva de mortalidad», aunque afirmó que «era esperable» tras el incremento en la cantidad de contagios.»No es el indicador que estamos viendo para ver si las medidas tienen impacto o no», añadió.

Además, Vizzotti informó que «el 19 de mayo van a estar liberadas 861.600 vacunas de AstraZeneca por el mecanismo COVAX», que ingresarían al país dos días después.

Con respecto a la campaña de vacunación, la ministra de Salud señaló que el Gobierno está «trabajando con la Federación Rusa para empezar a recibir el segundo componente» y así garantizar que los que hayan recibido la primera dosis puedan completar el esquema de inmunización antes de que pasen los 90 días. «Esta información es importantísima para transmitir tranquilidad a la población, porque hay muchas consultas en ese sentido», explicó.

«Le informamos a la Federación Rusa la cantidad de dosis y fechas en que tendrían que ir llegando», agregó. E insistió: «Todas las personas que iniciaron su vacunación van a completarla».

También anticipó que la semana que viene hay una visita de «una comitiva de Israel para analizar la posibilidad de realizar la Fase 3 de la vacuna candidata de ese país y que la Argentina sea desde el inicio parte de la cadena de producción».

Vizzotti también se refirió a su citación como testigo en el marco de la causa que investiga la demora en la entrega de las vacunas de AstraZeneca que se fabrican en el país: «Recibí las preguntas del fiscal (Guillermo Marijuán) y hoy estamos empezando a trabajar para responder en tiempo y forma y estar a disposición de la Justicia».

«Estamos buscando que los plazos se cumplan lo más rápido posible y la Argentina reciba las vacunas. Esperamos que no haga falta tener ninguna demanda judicial, porque realmente no es mala voluntad de ninguno de los laboratorios ni es algo especial a la Argentina, sino que es algo que es algo de fuerza mayor en una situación inédita», manifestó sobre el expediente que tramita en la Justicia.