El presidente de Rusia, Vladimir Putin, adelantó que la misma otorga «inmunidad duradera» e incluso se le administró a una de sus hijas

A través de una videoconferencia el presidente de Rusia, Vladimir Putin, comunicó que la vacuna creada en ese país demuestra una «inmunidad duradera». La vacuna fue bautizada «Sputnik» (en honor al primer satélite en ser lanzado al espacio en 1957 por la Unión Soviética). «Esta mañana, por primera vez en el mundo, se ha registrado una vacuna contra el nuevo coronavirus» explitó Putin y agregó: «Sé que es bastante eficaz, que otorga una inmunidad duradera«

Por otro lado remarcó: «Una de mis hijas se aplicó esta vacuna. Creo que participó en los experimentos». Asimismo, la agencia Interfax, agregó que la muchacha solo tuvo un poco de fiebre «y nada más». «Espero que en breve podamos comenzar a producir en masa este remedio» enfatizó el mandatario y explicó que la vacunación será voluntaria para que «lo hagan los que así lo desean«.

Se espera que la vacuna esté en distribución a partir de enero del 2021, según compartió el registro nacional de medicamentos del Ministerio de Salud, al ser consultado por las agencias de prensa rusas.

En cuanto a los primeros en ser vacunados, informaron las autoridades rusas, serán los trabajadores de la salud, maestros y grupos de riesgo. Sin embargo, la viceprimera ministra, Tatyana Golikova, comunicó que la vacunación de los médicos podría comenzar este mismo mes.

Por otro lado, a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tomó por sorpresa la difusión de esta noticia. Para la organización hay solo seis vacunas que están en las fases avanzadas, tres de origen chino, dos de origen estadounidense (Pfizer y Moderna) y una británica desarrollada en la Universidad de Oxford. «Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad» señaló el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.