En twitter la usuaria @manadigiur descubrió la estafa del “Perro vaca” a la que ella y muchos de sus compañeros estudiantes de abogacía y gente en general alimentaron, cuidaron. El can en cuestión termino siendo un estafador de guante blanco.

El bautizado “Perro Vaca” por los estudiantes de la facultad de derecho de Rosario resulto que no estaba ni muerto de hambre ni abandonado, el “pillo” tenía casa y otro nombre “Perro vaca se llama Blanqui, tiene dueño, duerme todos los días en un sofá calentito, tiene todas las vacunas y recientemente fue operado”. Comento indignada la usuaria en Twitter.

El delincuente de raza actúa en varios lugares a la vez, “El maldito estafador se detiene todos los días afuera de una carnicería con esa cara de inocente y no se retira hasta que le dan carne”, escribió la estudiante adjuntando una foto de la escena.

La cuestión es clara: Un simple perro, sin emitir palabras solo con una mirada triste y melancólica logró engañar a estudiantes, decanos y gente de distintos ámbitos para que le dieran comida, fingiendo ser un perro callejero cuando en realidad es todo un rey con casa propia, dueño y comida.

Aqui las fotos del estafador de cuatro patas