En la Bombonera fue 1 a 1 con goles de Wanchope Ábila y el Tanque Silva.

Los dos llegaban punteros a la Bombonera, y querían quedarse ahí, aferrados a lo más alto. Pero Boca se jugaba más. Por el hecho de ser local en una Bombonera enrarecida por el clima político, con Riquelme volviendo a pisar “el patio de atrás de su casa” después de más de cuatro años, con los controles impidiendo entrar a la gente con caretas de cartón del “Topo Gigio Román” que se repartían gratuitamente a pocas cuadras del estadio… en fin, mucha política por todos lados y cada uno intentando llevar agua para su molino.

Pero lo más importante es que hubo un partido de fútbol en el que Boca intentó imponerse luego de unos primeros minutos en los que el Bicho quiso ser protagonista. Y Boca comenzó a encontrar resquicios. Primero fue un gol en contra de Angeleri anulado por un supuesto empujón de Ábila contra el defensor. Después, a los 29´la apertura del marcador. Mac Allister aprovecha la ausencia temporal de Sandoval (estaba fuera del campo de juego atendiéndose) para llegar hasta el fondo por la izquierda y lanzar un centro que sobra el salto y el manotazo del arquero Cháves y es conectado de cabeza por Wanchope sin oposición. Boca se adelantaba 1 a 0 y estaba bien.

ábila se reencontró con el gol en los últimos partidos.

Pero si hay algo que el Argentinos Juniors de Dabove no negocia es la entrega. Todos corren, se sacrifican por el equipo y le agregan a los movimientos una intensidad que es la que los llevó a estar encabezando la tabla de posiciones. Así, un pelotazo frontal es bajado de taco por Batallini para la entrada de Santiago Silva que define suave por arriba de la salida de Andrada. La imagen del uruguayo que no grita el gol por respeto a la gente de Boca, club donde jugó, y el partido 1 a 1. A partir de ahí, siguió la intensidad de ambos lados, pero con pocas situaciones de gol. Como anécdota queda la expulsión en tiempo adicionado de Villa por protestar y los reclamos de Alfaro porque una vez que el árbitro Merlos anunció los cuatro minutos que agregaría, el juego estuvo casi parado hasta el final sin que volviera a adicionar nada.

Silva no grita su gol y se besa un tatuaje de su muñeca derecha

Mucha política y poco fútbol en el duelo de punteros que acaparaba la mayor atención de la fecha. El empate los dejó igual, a los dos al tope de la tabla. Ninguno se sacó ventajas. Y, sin quererlo, ambos jugaron para River que acecha.

Boca Juniors: Andrada; Buffarini, López, Izquierdoz y Fabra; Marcone; Salvio, Capaldo, Mac Allister (76´Zárate) y Reynoso (61´Villa); Ábila (76´Hurtado). DT: Gustavo Alfaro.

Argentinos Juniors: Cháves; Sandoval, Torrén, Angeleri (59´Centurión) y Gómez; Vera y Francis Mac Alliste (78´Moyano)r; Batallini, Colman (76´Romero) y Hauche; Silva: DT: Diego Dabove.