Con dos goles de Salvio, Boca se impuso a Libertad y se subió a la cima del grupo H de la Libertadores.

A pesar de una preparación plagada de contratiempos, con medio plantel contagiado de COVID-19 a raíz de una burbuja sanitaria que no funcionó y más de seis meses de inactividad, Boca se trajo un triunfo frente a Libertad en Paraguay por 2 a 0, que lo ubica en la cima del grupo H, un punto arriba del equipo dirigido por Ramón Díaz.

Si hay una palabra que puede definir a Boca después de lo exhibido en Paraguay frente a Libertad, esa palabra es jerarquía. Porque venía de seis meses de inactividad, con un plantel golpeado por el Coronavirus al punto que Lisandro López se quedó en Buenos Aires porque un nuevo test volvió a dar positivo ¡16 días después del contagio! y con su técnico, Miguel Russo, que tampoco viajó por estar dentro del grupo de riesgo.

Para el análisis no hay que abstraerse de la previa que rodeó a este partido. Una burbuja sanitaria que en Boca no funcionó, produciendo gran cantidad de contagios en el plantel, y su rival Libertad exigiendo que no viajen aquellos que estuvieron contagiados mientras el Ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni declaraba que eran «personas recuperadas» y que no había problema en que ingresaran al país.

Boca realizó el martes nuevos testeos en su plantel y solo viajaron los que dieron negativo. Sin embargo en Asunción lo esperaba un clima hostil, con pasacalles que decían cosas como «No tendrías que estar jugando, mafioso bostero infectado», que provocaron la reacción del vicepresidente del club Mario Pergolini, en su programa de radio.

Boca ganó 2 a 0 en Paraguay en el regreso de la Copa Libertadores
Pasacalles agresivos se vieron en las cercanías del estadio y del hotel de Boca en Asunción

Todo esto quedó atrás cuando empezó a rodar la pelota. Y ahí es donde Boca mostró la jerarquía que mencionábamos. Porque pareció que la inactividad no había afectado al equipo de Russo y era Libertad, que había vuelto a la competencia el 23 de julio y acumulaba 11 partidos oficiales disputados, el equipo más estático dentro del campo de juego.

Bien plantado en la cancha, Boca pegó primero y a poco de iniciado el encuentro. Una mala entrega de Bogarin quedó en los pies de Salvio que encaró hacia el área y su remate cruzado fue rechazado por el arquero Silva. Maroni venía acompañando en el área y casi que se lleva por delante el rebote, pero la pelota da en el palo izquierdo. Este segundo rebote sí es finalmente aprovechado por Salvio que con un fuerte remate pone el 1 a 0.

Boca ganó 2 a 0 en Paraguay en el regreso de la Copa Libertadores
Salvio fue el apellido del gol de Boca en Asunción

Boca había llegado al área rival con tres hombres (también estaba ahí Tevez y se ponía al frente en el tanteador con autoridad. Y frente a un rival sin creatividad ni ideas, contó con dos jugadas más para aumentar el resultado en los pies de Maroni y Tevez, ambas tapadas por Silva. Mientras tanto, Libertad llegaba solo con centros, siempre rechazados por la zaga central xeneize o descolgados por un siempre seguro Andrada.

Boca ganó 2 a 0 en Paraguay en el regreso de la Copa Libertadores
Tevez controla la pelota, de la misma manera que Boca controló el partido frente a Libertad

En la segunda mitad del primer tiempo, Boca perdió el control del medio y pareció que Libertad se le venía. Sin ideas ni sorpresa, pero al adelantarse en el campo daba esa sensación. pero todo volvió a emparejarse en el complemento y el equipo de Somoza (estuvo a cargo del equipo al no viajar Russo) manejó los tiempos del desarrollo.

Los cambios le dieron a Boca aire renovado. Capaldo por Maroni, Cardona por Tevez y Bou por Soldano le dieron frescura y más piernas para recuperar algo de la intensidad que había ido perdiendo. Así, con un Libertad que casi no llevaba peligro salvo un mal rechazo de Izquierdoz que podía haber terminado en el empate, el tiempo fue transcurriendo.

Y a falta de 6 minutos, un exquisito pelotazo de Cardona a espaldas de la defensa local, encontró a Salvio por derecha que controló y enganchó para definir de zurda al palo derecho de Silva. Partido liquidado. Quedó tiempo para la expulsión de Bareiro por doble amarilla en Libertad, un símbolo de la impotencia del equipo de Ramón Díaz.

Boca ganó 2 a 0 en Paraguay en el regreso de la Copa Libertadores
La satisfacción tras un gran partido del Toto Salvio, autor de los dos goles

Boca se sobrepuso a los problemas y se trajo una muy importante victoria de Paraguay que lo pone al tope de las posiciones en el grupo H. Armó el equipo que pudo entre tanto lesionado y contagiado de Coronavirus, y jugó bien. Basándose en la solidez de Andrada y de Zambrano e Izquierdoz como centrales, fue armando su estructura. Jara y Mas en los laterales, Campuzano quitando y manejando el medio, Pol Fernández y el chico Maroni con despliegue, la experiencia de Tévez, la solidaridad de Soldano y la explosión y los goles de Salvio redondearon una gran tarea. En resumen, Boca mostró su jerarquía.