Boca venció a Atlético Tucumán 3 a 1 y volvió a zona clasificatoria.

Boca recibió por la décima fecha de la Copa de la Liga Profesional de fútbol argentino en la Bombonera a Atlético Tucumán y le ganó 3 a 1 mostrando pasajes de buen juego basado en un mediocampo formado con jóvenes del club apuntalados por jugadores experimentados.

Boca ganó y convirtió tres goles, pero la noticia es que tuvo pasajes de buen juego que resultaron una novedad si recordamos lo que el equipo de Russo mostró en los últimos partidos. Fueron los primeros veinte minutos del partido en que Boca hizo correr la pelota con precisión, dinamismo, imaginación. Todo basado en la producción de tres jóvenes formados en el club que conformaron un mediocampo inédito y que funcionó muy bien.

Alan Varela como volante central clásico, Agustín Almendra por derecha y Cristian Medina por izquierda le dieron aires nuevos a un equipo que venía maltratado por la crítica a sus desempeños y con internas que no se logran desentrañar por completo entre el cuerpo técnico, el «Consejo de Fútbol» y los jugadores.

Boca ganó con ratos de buen juego
La definición de zurda de Medina ante la salida de Lucchetti, abajo y cruzado al palo izquierdo del arquero.
Boca ganó con ratos de buen juego
Todo el grito de gol en la boca de Medina para celebrar el primero de Boca contra Atlético Tucumán.

Fueron veinte minutos en los que Boca convirtió dos goles y se perdió varios más, especialmente en los pies de alguien que no suele equivocarse como Carlos Tévez. El primero fue el debut goleador del joven Medina, llegando al espacio vacío tras una buena jugada asociada entre Almendra y el «Apache» que terminó en un excelente pase de este último. Lindo gol cuando apenas iban 5 minutos de juego.

Boca ganó con ratos de buen juego
Villa festeja su gol, el segundo de Boca, con un «bailecito»

El segundo fue a los 10 minutos cuando la pelota manejada por Almendra no puede ser controlada por Tevez en posición de centrodelantero y deriva en Villa que entraba por derecha, controla, elude la salida de Lucchetti y define con un fuerte zurdazo. A partir de ahí, diez minutos más en los que el xeneize siguió imponiendo condiciones y creando situaciones de gol que desperdiciaba de manera increíble.

Sin embargo a los 21 minutos descontó Heredia al conectar de cabeza un rebote en el travesaño del arco defendido por Rossi tras un muy buen disparo de Toledo, y Boca pareció desinflarse, dejando de hacer todo lo bueno que había mostrado al principio del partido. Se fue lesionado a los 39´Zárate y en el segundo tiempo la dinámica del equipo de Russo pareció aplacarse.

El partido se emparejó, a pesar de que a los 15´del segundo tiempo se fue expulsado Erbes por doble amonestación. Dos veces, al comienzo y al final de la etapa, lo tuvo Toledo pero en ambas oportunidades Agustín Rossi le ahogó el grito de gol. Boca también tenía las suyas y se lucía Lucchetti, lo que ponía nervioso a Russo que recordaba como se le habían escapado puntos en los minutos finales de los últimos partidos.

Boca ganó con ratos de buen juego
Soldano le rompe el arco a Lucchetti y convierte su cuarto gol con la camiseta de Boca.

Esta vez no fue así. Incluso hizo ingresar en el minuto 90 a Franco Soldano por Tévez y el ex Unión convirtió el 3 a 1 en el cuarto minuto de tiempo adicionado. Importante para Boca el resultado pero también el juego desplegado en aquellos primeros minutos del partido. El desafío es darle continuidad a esa idea de juego y ser más regular.

Boca Juniors: Agustín Rossi; Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Frank Fabra (61´Mas); Agustín Almendra (62´Jara), Alan Varela y Cristian Medina; Sebastián Villa, Carlos Tévez (90´Soldano) y Mauro Zárate (39´Obando). D.T. Miguel Ángel Russo

Atlético Tucumán: Cristian Lucchetti; Marcelo Ortiz, Mauro Osores, Guillermo Ortiz y Gabriel Risso Patrón; Oscar Benítez (62´Abel Bustos), Franco Mussis (46´Guillermo Acosta), Cristian Erbes y Ramiro Ruiz Rodríguez (69´Ramiro Carrera); Leonardo Heredia (69´Augusto Lotti) y Javier Toledo. D.T. Omar De Felippe.