Venció a Universitario de Perú 2 a 0 en un amistoso jugado en San Juan.

No es cualquier técnico para Boca. Es último DT que obtuvo la Copa Libertadores de América para el club en 2007. Está bien que pasaron 12 años y que en aquel momento un Juan Román Riquelme brillante daba cátedra de fútbol dentro de un campo de juego y no delante de un micrófono o detrás de un escritorio. Miguel Ángel Russo no es cualquier técnico. Es de esos que sabe de qué se trata esto de conducir grupos en pos de lograr objetivos. Y en este regreso a Boca no la tiene fácil. No porque no tenga buenos jugadores, que los tiene, ni porque el equipo esté mal posicionado, ya que está segundo en la Superliga y clasificado para jugar la Libertadores. La dificultad de Boca radica en lo bien que le va al River de Gallardo. Y ahí es donde Russo debe hacer que su plantel se supere a sí mismo y al tradicional rival.

El primer paso fue un partido amistoso por los torneos de verano contra Universitario de Perú. No solo sirvió para ver a Boca estrenando nueva marca de indumentaria (Adidas reemplazó a Nike, que vistió al xeneize durante más de veinte años), sino también para ver qué novedades pretende imponer Russo respecto de los últimos equipos de Alfaro. Por lo pronto, desde el inicio Boca mostró un esquema más ofensivo que el que proponía el anterior técnico. Un solo volante de contención (Campuzano), tres volantes ofensivos con carácterísticas de atacantes (Salvio, Reynoso y Villa) y dos delanteros (Tévez y Soldano). Atrás, un poco lo de siempre. De lateral por derecha Buffarini, que se juega la oportunidad de demostrarle al nuevo técnico que puede serle útil cuando en un principio iba a estar relegado. Los dos centrales, Lisandro López e Izquierdoz, que están fuera de discusión, y por izquierda Fabbra, que es más del gusto de Russo que Emanuel Mas. Al arco esta vez estuvo Marcos Díaz porque Andrada padeció hace un esguince de rodilla hace un par de días y era preferible no arriesgarlo.

El Boca de Russo arrancó con una victoria.
Villa celebra el primer gol de Boca en San Juan luego de convertir el tiro penal

El equipo se mostró veloz por los costados, especialmente con Villa y Salvio y con un Tévez más movedizo, que además volvió a lucir la cinta de capitán. Fue victoria 2 a 0 con un gol a los 4´del segundo tiempo de Villa de penal, por mano del defensor Quina, y un cabezazo de Wanchope Ábila (ingresado minutos antes por Tévez) a los 23´, que aprovechó un muy buen centro de Obando desde la izquierda para convertir con un fuerte cabezazo. El delantero no cerró una buena presentación ante el nuevo técnico ya que a falta de seis minutos para el final del partido fue expulsado por el árbitro Néstor Pitana por un exceso verbal.

El Boca de Russo arrancó con una victoria.
Wanchope Ábila festeja el 2 a 0. A seis minutos del final de iría expulsado por un exceso verbal.

Fue triunfo de Boca en la presentación de Russo como nuevo técnico. El próximo domingo tendrá una nueva presentación en forma de amistoso frente a Atlético Paranaense de Brasil también en San Juan. Una nueva oportunidad para ver algo más de este «nuevo» Boca, tal vez frente a un rival más calificado.