Julio César Falcioni volvió a la dirección técnica de Banfield iniciando su cuarto ciclo.

Hay algunos que aunque parezca que se fueron, siempre están volviendo. Ese parece ser el caso de Falcioni y Banfield. Tres veces dejó la dirección técnica del club. Y ayer regresó para comenzar su cuarto ciclo.

El equipo está en una situación complicada. Con la dirección técnica de Hernán Crespo su juego fue muy ponderado pero no logró trasladarlo a los resultados. Dominaba a los rivales, generaba muchas situciones de gol, pero no convertía… y terminaba perdiendo. La urgente necesidad de sumar puntos para escaparle al descenso obligó a la salida de un técnico del cual se destacaron su método de trabajo, sus buenas intenciones ofensivas y tener como prioridad el buen trato de pelota. Y al momento de ir a buscar un reemplazante, quién otro que el «emperador» que tantas alegrías le dio al club. Falcioni había terminado su tercer ciclo porque la Comisión Directiva consideró que, en medio de una tenaz lucha contra una enfermedad, Falcioni no estaba en condiciones de dirigir técnicamente al equipo. Julio reconoce esto, aunque queda la sensación de que dar el primer paso al costado le correspondía a él, y no que se lo impusieran. De todas maneras, sin rencores, se hizo cargo de un equipo que ya está en zona de descenso.

En frente había un duro rival como Talleres, que viene encaramado en lo alto de la tabla desarrollando un buen juego. Y el partido se dio muy disputado, sin llegadas claras. Hasta que a los 37´, en una jugada de pelota parada, Nahuel Bustos abre el tanteador con un cabezazo. Bustos casi ni había participado del juego, pero así son los goleadores. Reaccionó Banfield y a los 43´tuvo su mejor oportunidad. Un remate de Urzi dio en la mano de Komar y el árbitro Ariel Penel cobró penal. Nicolás Bertolo se hizo cargo de la ejecución, y el remate salió anunciado a la derecha de Herrera, que no solo se lo contuvo sino que volvió a tapar el rebote. Terminaba el primer tiempo y Banfield no solo perdía sino que habían vuelto todos los fantasmas de su falta de gol.

La balada del eterno regreso
Nahuel Bustos festeja su gol, que le permitió a Talleres vencer a Banfield de visitante 1 a 0

El segundo tiempo fue muy malo. Banfield insistía sin mucha claridad pero empujando a Talleres cerca de su área. Urzi desvió sus remates en un par de oportunidades y Carranza no pudo conectar su chances. Banfield remató 16 veces sin concretar un gol. Así se consumió el tiempo y Talleres se llevó una victoria basada en la entrega de jugadores como Cubas que terminó convirtiéndose en la figura del partido.

Tendrá que trabajar mucho Falcioni. El recibimiento de la gente del Taladro fue emocionante. Habrá que ver si el viejo estratega encuentra la manera de que el equipo no desperdicie tantas oportunidades y empiece a sumar puntos.

Banfield: Conde; Arciero, Lollo, Civelli y Bravo; Luciano Gómez (76´Dátolo), Damonte (57´Carranza) y Vittor; Bertolo y Urzi; Arias (62´Fontana). DT: Julio César Falcioni.

Talleres de Córdoba: Herrera; Tenaglia, Komar, Facundo Medina y Enzo díaz; Pochettino, Cubas y Médez; Fragapane (90+3 Navarro), Bustos (82´Dayro Moreno) y Menéndez (63´Payero). DT: Alexander Medina.