Con una presencia récord de socios, logró el 52,84 % de los votos frente al 30,60 % del oficialismo y el 16, 41 % de Beraldi.

Jorge Amor Ameal es el nuevo presidente de Boca. Así lo decidió el 52,84 % de los socios que se acercaron a votar en lo que fue una elección récord, con más de 38.000 sufragantes. El dirigente llega a la presidencia acompañado por Mario Pergolini como vice y Juan Román Riquelme encargándose de toda la parte fútbol cuando asuma el cargo de vicepresidente segundo.

Se pone así fin a 24 años de macrismo en Boca. La lista oficialista que llevaba de candidatos a Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi consiguió el 30,60%, mientras que la fórmula José Beraldi-Royco Ferrari logró el 16,41%.

La fórmula Ameal-Pergolini-Riquelme se impuso en las elecciones de Boca.
Jorge Ameal siguiendo el lento escrutinio de los votos en las elecciones de Boca.

Ameal ya fue presidente de Boca durante el período 2008-2011. Pero aquella vez fue electo como vicepresidente de Pedro Pompilio y asumió como tal el 1 de junio de 2008. Pero cuando el 30 de octubre de ese mismo año, Pompilio muere sorpresivamente debido a un infarto de miocardio, tuvo que asumir la presidencia de manera interina, para hacerlo formalmente el 5 de noviembre, tal como lo establecen los estatutos del club. Durante su gestión, Boca logró el torneo Apertura 2008, luego de definir un triangular con San Lorenzo y Tigre que también habían terminado primeros. El entrenador era Carlos Ischia. También obtiene el Apertura 2011 con Julio Falcioni como técnico pero, acompañado por José Beraldi como candidato a vice, pierde las elecciones de ese año contra Daniel Angelici, que contaba con el apoyo de Mauricio Macri. Volvió a presentarse en el 2015 y fue nuevamente derrotado por Angelici, que resultó reelecto.

Esta es, entonces, la primera vez que triunfa en elecciones como candidato a presidente. Para ello fue fundamental el apoyo del ídolo de la institución Juan Román Riquelme, que movió a mucha gente para que fuera a votar, y también del «Coti» Nosiglia, cuya agrupación abandonó el oficialismo dos días antes del cierre de la presentación de las listas y pasó a apoyar a Ameal, con el consabido buen manejo que tiene el dirigente radical de todo el tema elecciones.

La fórmula Ameal-Pergolini-Riquelme se impuso en las elecciones de Boca.
Riquelme participando de un «pogo» con los hinchas que celebran la elección de Ameal.

La grieta se instaló en Boca. Macri perdió en el país, en la provincia y en Boca. El nuevo presidente xeneize es Jorge Amor Ameal, que se encuentra con un club sólido económicamente pero con la deuda deportiva de ser campeón en la Copa Libertadores. El tiempo dirá si podrá saldarla.