Regresará el 24, como estaba previsto y se pasó a un cuarto intermedio respecto de cuándo se jugará la fecha 18, que está programada para entre el 28 y el 30 de enero.

Que la Superliga se reinicie el día 24 de enero no estaba en discusión. Un solo club pedía postergar el reinicio: Boca Juniors, que se sentía en «desventaja deportiva» por haber cedido jugadores al seleccionado Sub 23 que jugará a partir de este fin de semana el torneo clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero quedó solo en su reclamo a pesar de las quejas de su presidente Amor Ameal.

Boca, con su presidente Jorge Ameal, quedó solo en su pedido de postergar el reinicio de la Superliga

Lo que sí se votó fue la postergación de la 18va. fecha que estaba previsto se jugaría entre el 28 y el 30 de enero, o sea, entre semana. Ahí, 15 representantes levantaron la mano apobando la postergación y solo 9 no lo hicieron. Pero como reglamentariamente se nececita la aprobación de las tres cuartas partes de los miembros del comité ejecutivo, les faltaba un voto. Todo quedaba como estaba, aunque no era lo ideal, ya que todos se consideraban perdedores. Unos porque habían quedado en una minoría evidente y otros porque les faltó un voto para ganar. Así se pasó a un cuarto intermedio y se descubrió que para «reprogramar» partidos no era necesaria esa mayoría indispensable que sí era requerida para modificar el conograma.

El presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, sale de la reunión junto con Fassi (Talleres de Córdoba) y Malaspina (Argentinos Juniors)

Así se consensuó «reprogramar» los partidos de la 18va. fecha. La Mesa Directiva de la Superliga deberá encontrar cuando se reúna el lunes próximo una nueva fecha para la disputa de esos partidos que no coincida con una fecha FIFA. Existe la posibilidad de que cambie el formato de disputa de la Copa de la Superliga, haciendo que las semifinales se jueguen a partido único en estadio neutral en lugar de partido y revancha como estaba estipulado.

Momento tenso entre dirigentes que terminó en paz… por ahora.