Los Lakers vencieron a Miami Heat 106 a 93 con un Le Bron James imparable y son dueños de la NBA.

En el sexto partido de la final de la NBA, el torneo más importante del baloncesto mundial, Los Ángeles Lakers se impusieron a Miami Heat por 106 a 93 con un Le Bron James imparable y se convirtieron en los nuevos campeones en la burbuja de Disney en Orlando, creada especialmente para jugar todos los partidos debido a la pandemia de COVID-19, al vencer en el global de partidos 4 a 2.

De esta manera, la franquicia de Los Ángeles logró alcanzar la línea de 17 títulos de Boston Celtics, y se convirtieron en los más ganadores de la historia de la NBA junto a su histórico rival. Hacía diez años que no lograba el campeonato, la última vez venciendo a los Celtics 4-3 en las finales del último anillo conseguido por Kobe Bryant quien ayer fue recordado por todos.

El sexto partido arrancó estando el global 3-2 en favor de los Lakers, que lo podía haber ganado en el quinto si entraba la penúltima pelota y se les escapó por 111-108, dejando al Miami Heat a tiro de empate si ganaba, para llevar todo a la definición en el séptimo. Podían aparecer fantasmas y de eso Le Bron James sabe, recordando que cuando jugaba para Miami en 2011, empezó ganando la final 1 a 0 y terminó perdiéndola 4-2 contra los Mavericks de Dirk Nowitzky.

Pero nada de esto ocurrió. Los Lakers salieron con Alex Caruso en lugar de Dwight Howard en el quinteto inicial, pero confirmaron la presencia de entrada de Anthony Davis que estaba «tocado» en su talón del partido anterior. Por el lado de los Heat, el lesionado Goran Dragic pudo estar en el banco, aunque no en el quinteto inicial.

Los Lakers arrancaron como una topadora. Le Bron James fue imparable. Con este partido se convertía a los 35 años en el jugador con más partidos de playoffs disputados (260) superando a Derek Fisher, y de ninguna manera quería que se le escapara. Se llevan el primer cuarto por ocho puntos (28-20) y el segundo elevan la diferencia a… ¡28! Parecía que Miami estaba pagando caro el esfuerzo del partido anterior. Es la segunda paliza más grande de la historia de la final en el entretiempo, detrás de la de los Celtics a los propios Lakers en 1985 (30).

Le Bron James y los Lakers, nuevos reyes de la NBA
La imagen dominante de Le Bron James, algo que se repitió durante la serie final de la NBA

En el tercer cuarto empieza a aparecer Adebayo en Miami, aunque parece algo tarde. Y si bien los Heat esbozaron una reacción, el equipo angelino volvió a apretar el acelerador para terminar el penúltimo parcial con diferencia de 29 puntos. Tenía que ocurrir un desastre para que se escape el partido.

En el último cuarto hay una reacción de Miami con una seguidilla de 11 puntos contra 3 que hizo dudar y pensar si había reales posibilidades de darlo vuelta. Con el partido 97-75, Le Bron James consigue su «triple doble»: 22 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, convirtiéndose en el jugador con más «triples dobles» en las finales y el segundo, detrás de Magic Johnson, en los partidos de playoffs.

A falta de 2 minutos, Jimmy Butler sale de la formación de Miami y se sienta en el banco. Hasta que empezó este partido había jugado 180 de los últimos 192 minutos que podía haber jugado para los Heat. Una bestia que merece el aplauso y la consideración aún en la derrota. Algunos puntos del Heat «decoran» el resultado cuando ya los Lakers están con la cabeza en el festejo. Y llega el final: 106 a 93 para Los Ángeles y el ansiado título 17 que tardó 10 años en llegar.

Le Bron James y los Lakers, nuevos reyes de la NBA
Jimmy Butler no pudo llevar la serie a un séptimo partido para los Heat

Le Bron James fue elegido MVP de las finales por cuarta vez en sus cuatro anillos obtenidos. Es el único jugador que consiguió esto en tres equipos distintos: en 2012 2013 con Miami Heat, en 2016 con Cleveland Cavaliers y el último, en 2020. Y se acerca a los cinco anillos de Erwing «Magic» Johnson y los seis de Michael Jordan.

Le Bron James y los Lakers, nuevos reyes de la NBA
Le Bron James con el trofeo de la NBA y con su cuarto MVP en las finales

Termina así una temporada de la NBA muy especial, con los últimos partidos de la temporada regular y los playoffs jugados en un único estadio, en el complejo deportivo que Disney posee en Orlando y donde se dispuso una «burbuja sanitaria» exitosa que permitió que la competencia continuara.

Le Bron James y los Lakers, nuevos reyes de la NBA
La foto de los campeones conn el recuerdo de Kobe Bryant siempre presente

Y también una temporada en la que las protestas por la violencia policial contra los negros en EE.UU. fueron protagonistas y los jugadores (el 74 por ciento de ellos son negros) alzaron la voz encabezados por Le Bron James. La temporada en la que se despidió a Kobe Bryant , fallecido en un accidente aéreo, con un título más para la franquicia en la que él brilló.