Montecarlo vio perder a Schwartzman, Delbonis y Londero en su segunda jornada.

El Masters 1000 de Montecarlo (polvo de ladrillo/outdoor) sigue adelante en su desarrollo, pero ahora sin tenistas argentinos en su cuadro principal. En la jornada del martes fueron eliminados Diego Schwartzman (9°), Federico Delbonis (87°) y Juan Ignacio Londero (94°) en sus respectivas presentaciones y se despidieron de la cita monegasca, una de las más importantes de la temporada de canchas lentas.

El certamen de Montecarlo tuvo una de las grandes sorpresas del día con la derrota de Schwartzman, integrante del lote de los diez primeros del ranking. El porteño, quien debutó directamente en la segunda ronda por su condición de séptimo preclasificado, tenía un difícil adversario en Casper Ruud (27°), instalado en el top 30 desde septiembre del año pasado. El Peque había vencido al noruego las cuatro veces en que se midieron en el circuito, pero en esta oportunidad fue el europeo quien se llevó el duelo y el pase a los octavos de final en el Principado. Sorprendió la facilidad del triunfo de Ruud, ya que necesitó apenas una hora y 5 minutos para doblegar por 6/3 y 6/3 a un especialista en este tipo de superficie como la mejor raqueta argentina.

Delbonis tenía una misión imposible en Montecarlo y lejos estuvo de conseguirla. Enfrente tuvo al español Rafael Nadal (3°), el Rey de las pistas de arcilla y 11 veces campeón del torneo. Poco pudo hacer el azuleño y cayó por 6/1 y 6/2, sin atenuantes, en una hora y 20 minutos. Buena faena de Delbo en el evento, pasó la qualy y derrotó al francés Adrian Mannarino (34°) en la ronda inaugural. Ante el mallorquín exhibió su espíritu de lucha, pero no pudo estar a la par de uno de los tenistas más grandes de la historia. En el siguiente turno, Rafa chocará con el búlgaro Grigor Dimitrov (17°), verdugo del francés Jeremy Chardy (53°) en sets corridos. El ganador de 20 Grand Slams domina en el historial por 13 a 1.

Londero partía desde una posición de privilegio en Montecarlo, como lucky loser tomó el lugar de segundo cabeza de serie dejado por el ruso Daniil Medvedev (2°), apartado de la competencia por su test positivo de covid-19. El Topo no gana en el tour desde Roland Garros del año pasado, y su falta de confianza quedó evidenciada ante el serbio Filip Krajinovic (37°), quien se aprovechó de las debilidades del jugador cordobés y avanzó a los octavos de final en solo 53 minutos, por 6/0 y 6/3. Sexto traspié del 2021 para Londero sobre seis apariciones, apenas ganó en la primera rueda de la fase previa de Montecarlo.