La Dirección de Estadística y Censos porteña informó que durante el segundo trimestre del año quedaron sin empleo casi 275 mil personas en la Ciudad de Buenos Aires, debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Según la Dirección de Estadística y Censos porteña, el desempleo en la Ciudad de Buenos Aires se incrementó durante el segundo trimestre del año en 22.900 personas, sumando un total de 211.473 desocupados. Los mismos constituyen el 14,7% de la población activa, frente al 11,1% del primer trimestre. En los barrios de la zona sur, el desempleo trepa al 21%. Por su parte, el subempleo aumentó del 9,9 al 12,3%, porcentaje equivalente a 177.003 personas.

Tal como indican los datos oficiales, en el segundo trimestre, el total de ocupados porteños se redujo de 1.504.020 a 1.229.049, mientras los desocupados aumentaron de 188.540 a 211.473. Los varones desocupados suman 102.568, y las mujeres desempleadas, 108.905. Si la comparación se extiende al segundo trimestre de 2019, cuando los ocupados sumaron 1.551.973, la caída del empleo afectó a 322.924 personas.

La Dirección de Estadística y Censos porteña indicó que «la limitada dinámica del mercado de trabajo debido a la restricción severa para circular afectó los niveles de empleo, así como también la búsqueda y disponibilidad para trabajar».

Así, la reducción de la tasa de empleo «está explicada en gran parte por el contexto de emergencia sanitaria, que generó que muchas personas ocupadas pasen a ser nuevos inactivos ‘atípicos'». El informe agrega que «es difícil establecer si efectivamente están inactivas, es decir, si realmente no tienen trabajo y tampoco lo están buscando activamente o si están encuadradas en situaciones particulares: por ejemplo, la persona en situación de trabajo informal que quedó suspendida de hecho y que, de retornarse a algún grado de normalidad, rápidamente podría volver a integrarse a la fuerza de trabajo».

El Informe advierte que «el 78% de la población ocupada residente en la Ciudad es asalariada, mientras que el 17,4% trabaja como cuentapropista. Cabe resaltar que, en este trimestre, ambos exhibieron una disminución interanual de más de 300.000 ocupados menos, siendo los cuentapropistas (en mayor magnitud) y los asalariados (especialmente los no registrados) los más perjudicados en este contexto de cuarentena, dada su vulnerabilidad dentro del mercado laboral». Las actividades con mayor caída del empleo fueron industria, construcción y comercio.

Finalmente, la Dirección de Estadística y Censos porteña señala que «se observa un gran aumento interanual de las personas suspendidas de su puesto de trabajo en relación de dependencia o que no asisten a su puesto de trabajo por otras causas laborales. De esta población resultan dos grandes grupos: personas ocupadas y «no ocupadas» (integrado tanto por población desocupada como inactiva). Este último grupo se diferencia del anterior por no recibir un pago durante la suspensión o por no tener seguridad de retorno al puesto de trabajo».