La mayoría son monotributistas y no tienen ART.

Los guardias de Prevención de la Ciudad iniciaron un reclamo frente al Gobierno por encontrarse en condiciones de precarización laboral. Entre otras cosas, piden ser pasados a planta permanente para poder tener los derechos que les corresponden.

Más de 700 trabajadores no cuentan con viáticos, horas extras ni ART, además de tener que trabajar con solo una muda de ropa. Son monotributistas y reclaman por mejores condiciones laborales. Algunas de sus tareas son controlar los ingresos en recitales y en estadios, monitorear el espacio público y cuidar los senderos escolares. Muchas veces se ven expuestos a situaciones de riesgo.

La jornada laboral de los guardias dura siete horas y muchas veces, de tanto caminar, los borcegos que les entregan se rompen y no consiguen nuevos. Además, aunque les prometieron que por cuestiones de seguridad estarían acompañados por una guardia policial a escasos metros, en la mayoría de los casos esto no se cumple.