Así es Convivencia obligada

Convivencia obligada es una historia de Ernesto Medela que cuenta las aventuras de tres jóvenes con ilusiones de vivir solos por primera vez. En el medio aparece un estafador inmobiliario, y un novio celoso que modificará las acciones de todos. Se presentan los viernes y sábados a las 20:15 en el Multiescena CPM (Av. Corrientes 1764) con un elenco de lujo. La obra tiene una colorida puesta en escena convirtiéndola en una clásica comedia de puertas y enredos.

Es un espectáculo que empatiza con los millennials, pero destinado a todo público. Fede Barón sabe como pocos de este oficio, y en la comedia no falla, se pone en la piel de un cheto que prácticamente no tiene remate sin carcajadas. Facu Calvo realiza un trabajo fuerte para personificar a un joven que depende constantemente de su madre, logrando la complicidad perfecta con la platea combinando talento y carisma.

Luciano Heredia tiene el complicado rol de romper con la trama y desencadenar casi todos los conflictos de la historia. Lo hace súper bien y tiene exquisitas escenas durante la hora y pico de función. Enzo Aguilar se entrega en cuerpo y alma llevando su personaje a lo máximo de la parodia, y el público lo agradece con sus aplausos. Completa el elenco la genial Juli Presutto, implicada en casi todas las tramas, que cautiva con su ángel y profesionalidad.

Convivencia obligada presenta también un gran desafío para los actores por la cantidad de letra que tiene, y las infinitas acciones, entradas y salidas de cada personaje. Una historia para reírse sin parar, que más allá de llevar la comedia a lo más alto, deja un mensaje y tiene su momento dulce en más de una oportunidad. Talento, dinamismo y carcajadas.