Tras regresar de Chile ayer de la gira de Ráfaga, Ariel Pucheta vivió días complejos producto del avance del coronavirus en América Latina.

Ariel Pucheta y el grupo Rafaga regresaron de su gira en Chile en medio de la pandemia y confesó «Empezamos a tomar mucha más conciencia y fue complicado por la familia. Uno tiene que volver y no tiene veinte casas para estar solo. Tengo que estar con mi bebé y mi esposa. A mi hija Morena, que vive con su madre, no la voy a ver y a mi mamá tampoco” explicó en el programa radial «Cosas de Minas» de radio la Salada.

«Vinimos con la mentalidad de hacer la cuarentena -continuó diciendo- Me agarro mucho miedo cuando llegué a Chile y vi gente de tantos países en el aeropuerto. Después se fue dando esto de que en el fin de semana fueron cambiando las cosas. En Chile, esos días que estuve, no le dieron mucha importancia a la enfermedad y ahora cerraron la frontera» confesó

«En Sudamérica tenemos la posibilidad de tener el diario del lunes y tomar recaudos. No estamos de vacaciones. Desgraciadamente hay que decirlo y que la gente se cuide. Yo me siento un inconsciente por haberme ido del país» dijo para cerrar.