Debbie Harry alcanzó la cima de la popularidad décadas atrás como vocalista de Blondie. Ahora, a los 74 años, la cantante se animó a compartir su historia de vida en un libro autobiográfico titulado «Face it» (Afróntalo). A pocas semanas de su salida al mercado, su lanzamiento ha causado revuelo entre sus seguidores y la prensa internacional, ya que lejos de romantizar y adornar su exitosa carrera, se animó a hablar de asuntos oscuros y dolorosos.

Uno de ellos fue una violación que sufrió en los 70’s, a manos de un hombre armado que asaltó su casa Nueva York. La terrible secuencia ocurrió frente a los ojos de Chris Stein, su novio de aquel entonces. «El asaltante pasó un largo rato buscando cosas de valor. Entonces amontonó las guitarras y la cámara de Chris, desató mis manos y me dijo que me bajara el pantalón», señaló. «Las guitarras robadas me dolieron más», ironizó.

Asimismo, la cantante reveló otro encuentro con un criminal muy peligroso: el asesino serial de mujeres Ted Bundy. «Ocurrió a comienzos de los 70’s. Yo ni siquiera estaba en una banda por aquel entonces… Intentaba cruzar la ciudad para ir a un bar. Un pequeño vehículo de color blanco apareció, y el hombre se ofreció a llevarme», relató acerca de este espisodio Debbie. Contó que aceptó subirse al auto, pero pronto empezó a sospechar debido al pésimo estado del vehículo. Tras impacientarse luego de la negativa del conductor de bajar las ventanillas aunque era verano, ella abrió como pudo la puerta y se bajó del vehículo. «Él se dio cuenta e intentó doblar la esquina muy rápido. Salí del coche y caí en medio de la calle», rememoró. Años más tarde, la artista leyó en una revista sobre la ejecución de Bundy y lo reconoció de inmediato cuando vio su foto y se enteró de su modos operandi.